Jelly Bean está al llegar, ¿hace falta otra versión de Android este año?

Los usuarios de Android están acostumbrados a las constantes actualizaciones del sistema operativo de sus teléfonos y tablets. Y si Google continúa con su forma de actuar, que no es otra que la llegada de un nueva versión de Android  e el último cuarto del año, puede ser que la llegada de Jelly Bean sólo sea un paso intermedio. Pero, ¿sería necesaria la nueva actualización?

En realidad creemos que no y, aunque cada vez son más insistentes lo rumores en Internet de la llegada de una nueva versión de Android para navidades con el nombre Key Lima Pie (tarta de lima), la estabilidad y uniformidad que Jelly Bean dará al sistema de Google es más que suficiente para no tener que recibir la actualización y los tediosos y largos procesos que esto conlleva.

Cuestión de hardware

Si hay algo que está muy claro es que, aunque no se conozca la fecha, si es cierto que para después del verano Google lanzará un nuevo teléfono Nexus. La razón no es otra que competir con iPhone 5. Eso es una realidad, lo mire quien lo mire.

Además, esta llegada sería la confirmación de Google Play como lugar específico de venta para los productos de la gama Nexus (no hay que olvidar que, en un principio, Google planteó que sus teléfonos sólo se vendieran por Internet… parece que finalmente lo conseguirá). Y, por lo tanto, llegaría al fin lo que el desarrollador de Android busca: establecer a Google Play como su centro neurálgico para la movilidad. Por lo tanto, otra razón más para la llegada de un nuevo Nexus.

Pero, esto, no quiere decir que tenga que incluir, necesariamente, un nuevo sistema operativo. Hay que recordar que el hardware del actual Galaxy Nexus ya no es de lo mejor que se puede encontrar, por lo tanto un nuevo terminal con Jelly Bean permitiría a los usuarios conocer lo que ofrece un producto Google de última generación con la versión 4.1 de Android. ¿Hay alguna razón para no hacer esto? A nosotros no se nos ocurre ninguna.

Bien es cierto que llega iOS 6, pero puede ser que Apple esta vez sea quien lleve retraso y que, como en más de una ocasión parece, lance mejoras que viene a contrarrestar las novedades que anuncia Google. ¿No es el momento por parte de Google de mostrarte como los verdaderamente innovadores? Pues también creemos que sí.

Cuestión de software

La verdad es que una vez que se ha probado Jelly Bean, uno se da cuenta que es la mejor versión Android que se ha cread hasta la fecha. Google, con ella, ha conseguido lo que buscaba con ella: mejor rendimiento, menor consumo de batería y estabilidad. Por ello, y hasta la llegada definitiva de iOS 6 –que ya veremos lo que ofrece definitivamente- creemos que Google tiene el mejor sistema operativo para dispositivos móviles que existe. Además, su compatibilidad con los contenidos multimedia es máxima y la integración de HTML5 en su navegador simplemente perfecta.

Otro de los aspectos de software que hay que valorar es la actualización propiamente dicha. Bien es cierto que los propietarios de Galaxy Nexus o Nexus 7 no tiene problemas ya que reciben vía OTA (Over The Air) lo que necesitan, pero tanto fabricantes como operadores necesitan un proceso mucho más elaborado y, por lo tanto, costoso económicamente hablando. Todo ello sin contar que los usuarios no reciben al mismo tiempo la actualización, lo que es desilusionante para ellos.

Por lo tanto, realizar una nueva actualización a finales de año sería casi un error, ya que lo bueno que se consiguiera no amortizaría ni a los fabricantes, ni a los usuarios y, mucho menos, a los especialistas que están muy positivos con Jelly Bean. Por lo tanto, Google cuidado con esto.

Por lo tanto, quizá lo mejor que puede hacer Google con Android es dejar que evolucione la versión 4.1 lo que resta de año y centrarse en ofrecer lo mejor posible para el año que viene. Un tiempo de estabilidad sería bueno para todos, incluida la propia Google.