Jelly Bean para Galaxy S3 podría llegar la semana que viene

Las últimas informaciones indicaban que la actualización Jelly Bean para Galaxy S3 estaba prevista que se anunciara en el evento de Samsung en la feria IFA de Berlín, pero es muy probable que esta llegada se adelante. La semana que viene es, casi con toda seguridad, cuando Samsung libere Android 4.1 para su modelo libre e internacional, GT-i9300.

Las razones que han podido empujar a la compañía coreana a adelantar la actualización varias. La primera, y más importante, es que todo hace indicar que el proceso de pruebas y desarrollo de Jelly Bean para Galaxy S3 va muy avanzado y, por ello, no hay razón para esperar más. Otra razón de peso es que ya son muchas las filtraciones de ROMS Android 4.1 y, por ello, lo mejor es posicionarse en la parte delantera del grupo y no dejar que los desarrollares independientes lleven la delantera. Una buena decisión de Samsung.

 Samsung Galaxy Note 2, el centro de atención

También en Samsung se ha pensado que, en el caso de presentar la actualización en el evento de Berlín, podría restarle importancia al lanzamiento de Galaxy Note 2 y, por lo tanto, es mejor no correr ese riesgo. Hay otros productos que se anunciarán, como Samsung Galaxy Chat, pero son de menor calado y no harán sombra al phablet.

La actualización Jelly Bean para Galaxy S3 ofrecerá interesantes novedades, aparte de las propias de Android 4.1. Una de ellas es la aparición de un nuevo apartado en los Ajustes denominado  Dormant Mode, en el que se espera que sea posible establecer los parámetros del teléfono cuando está inactivo. Además, la interfaz de usuario (UI) TouchWiz específica de Samsung incluirá novedades de uso, en especial en el apartado de las notificaciones y alertas.

El caso es que parece ser que la semana que viene es cuando los Samsung Galaxy s3 tendrán su actualización Jelly Bean, por lo que se pondrán a la cabeza de esta carrera en lo que respecta a dispositivos que no son de la gama Nexus de Google. Un buen movimiento de Samsung, sin duda alguna.