Empleados de Facebook, obligados a usar su app para Android

Hay verdades que son más claras que el agua. De todas esas, hay una, como mínimo, que es universal, y es lo mala que es la aplicación de Facebook para Android. Y es que se puede decir que los usuarios de Android nunca hemos tenido una aplicación nativa de Facebook que funcionara bien y que fuera intuitiva, sencilla y clara. En la compañía de Palo Alto han tomado medidas, y van a obligar a los empleados a utilizar la aplicación para Android, para que se den cuenta de lo mala que es y puedan empezar a pensar en medidas que tomar para arreglar el problema.

«Dogfooding» es un término que se utiliza dentro de las empresas de tecnología que hace referencia al proceso de mejora de un producto o desarrollo. La palabra viene a significar «comida de perro», y es un proceso en el cual los empelados de la propia compañía prueban sus productos, y se dan cuenta de lo malo que es, tal y como si estuviera comiendo comida para perros. En Facebook se sabe, sin ninguna duda, que su aplicación es mala, muy mala, pero por razones desconocidas no consiguen crear una aplicación que sea realmente intuitiva y útil. A tal extremo hemos llegado, que son muchísimas las aplicaciones de terceros que tienen un funcionamiento mucho mejor que el de la propia aplicación nativa. Y ya no hablamos de funciones extra, sino simplemente de rapidez y fluidez a la hora gestionar nuestra cuenta.

Pues bien, el método Dogfooding es el que van a poner en práctica en Facebook. Van a obligar a sus empleados a usar dispositivos Android, y concretamente, a usar la aplicación de Facebook para el sistema operativo de Google para móviles. De esta forma, cuando sufran el castigo de tener que probar su propia aplicación se darán cuenta de lo necesario que es un lavado de cara. Esperemos que por fin encuentren la forma de remodelar una app que nunca ha funcionado como debería y que ya es hora que lo haga como debe con la cantidad de usuarios diarios que la utilizan.