Cinco carencias de iPhone 5 que no encontrarás en Android

Escrito por Emmanuel Jiménez

El iPhone 5 ya está aquí, ha aterrizado el nuevo smartphone de Apple, y lo ha hecho como suele hacerlo, precedido de una serie de rumores tan grande que las expectativas eran superiores a lo que ha sido finalmente. No obstante, también ha agradado a muchos, sobre todo a los más incondicionales de la marca de la manzana. El iPhone 5 es un buen dispositivo pero, ¿De verdad está en el nivel más alto? Sea como sea, no es perfecto, y vamos a ver las cinco carencias del iPhone 5 que no encontrarás en Android.

1.- Una pantalla de solo cuatro pulgadas

Ellos tendrán sus excusas y sus razones especiales para lanzar un móvil con una pantalla de tan solo cuatro pulgadas, pero lo cierto es que si fuéramos objetivos y miráramos a cualquier otra parte del mercado de los smartphones que no fuera Apple, consideraríamos que un móvil de cuatro pulgadas es un terminal de gama media, pero en ningún caso un dispositivo de la talla del iPhone 5. Y es que conforme ha pasado el tiempo, los fabricantes de smartphone han ido haciendo crecer el tamaño de la pantalla de sus buques insignia, recibiendo un feedback positivo de sus consumidores, lo que indica que era una mejora que agrada. No obstante, en Apple han querido seguir optando por una pantalla de cuatro pulgadas, cuando los estándares para un móvil se alta gama ya se iban por encima de las 4,5 pulgadas, quedándose entre las 4,6 y las 4,8 pulgadas.

Con ese tamaño, Apple consigue que la densidad de píxeles sea muy buena, de la mejor del mercado, manteniendo la de 326 PPI que ya tenía el iPhone 4, a pesar de haber ganado en tamaño de pantalla. Según ellos, así se puede usar mejor el dispositivo con una sola mano. No obstante, parece un tamaño muy limitado, y en Android podemos encontrar opciones de alto nivel con mayores tamaños de pantalla.

2.- Apple no le ha puesto NFC

Muchos teníamos claro que el NFC sería el estándar para la transmisión de datos de corto alcance. El NFC puede servir para vincular dispositivos, para transmitir pequeñas cantidades de datos, como tarjeta de metro, como tarjeta de hotel, e incluso para realizar pagos desde el mismo móvil. De hecho, la propia PayPalya había empezado a implementar este sistema, por lo que hay un claro interés de algunas compañías del sector en esta tecnología inalámbrica. El que Apple haya renunciado a ponerlo en su dispositivo cuando ya está muy extendido es una muestra evidente de que no confían en este sistema. Pero si tú eres de los que sí confía, en Android ya se ha convertido en una característica frecuente en los nuevos lanzamientos.

3.- Procesador de doble núcleo.

Sabemos que Apple cuida muy bien cada detalle de sus dispositivos, y que suele optimizar todos sus componentes, aunque estos a priori sean peores que los de la competencia. Este es el caso del procesador del iPhone 5. El A6 que comanda el nuevo bicho de Apple consigue duplicar el rendimiento de su predecesor, con un consumo menor, tanto de rendimiento como de batería. Además, es un 22% más pequeño. No obstante, para los que prefieren la fuerza bruta, la mejor opción esta en Android, dado que este A6 es de doble núcleo, y se queda a medio camino si lo comparamos con los buques insignia con procesador de cuatro núcleos.

4.- Sistema cerrado

El sistema operativo del iPhone 5 es iOS 6. Nadie puede negar que el funcionamiento de este sistema operativo es increíble. No obstante, a muchos nos gusta tener un mayor control, aunque no sea mucho, sobre nuestro dispositivo, y poder personalizarlo a nuestro gusto. Android nos ofrece todas esas opciones con mucha facilidad. Podemos instalar además aplicaciones en desarrollo que no hayan sido aprobadas por la tienda oficial si así lo deseamos. Para hacer esto en iPhone 5 habrá que complicarse mucho haciéndole jailbreak.

5.- Interfaz antigua

El diseño del iPhone por dentro, a nivel de sistema operativo, siempre ha estado muy cuidado, tanto como la apariencia exterior. Sin duda, iOS 6 es elegante, luce bonito, y es muy clásico, demasiado clásico. Ha cambiado muy poco últimamente, y la mayoría de los cambios han sido casi copias de Android, como la barra de notificaciones desplegable. Google ha dado un nuevo estilo a su Android, ha mejorado sustancialmente el diseño y la interfaz de su sistema operativo, y se ha puesto a la vanguardia, junto a Windows Phone. Muchos esperamos una renovación total de iOS, pero parece que de momento, si queremos un estilo actual para nuestro sistema operativo, habrá que tirar de Android.