iPhone 5 vs Samsung Galaxy S3 vs HTC One X, comparativa de cámaras

Tres grandes dispositivos copan ahora mismo el mercado de los grandes smartphones. Y es que, aunque parezca mentira, el HTC One X entra en la lista de los tres grandes, a pesar de salir mucho antes que estos. El iPhone 5 y el Galaxy S3 son los dos que dominan, tal y como se esperaba, el mundillo de los dispositivos móviles. Muchas comparativas hemos hecho de estos móviles, pero lo cierto es que ahora nos vamos a centrar en algo diferente, en su cámara. ¿Crees que la cámara te puede hacer decantarte por uno de estos smartphones?

La respuestas muy clara, no. Por una simple razón, la cámara es muy semejante en los tres dispositivos. Para empezar, hay que resaltar que estamos hablando en los tres casos de un sensor CMOS de ocho megapíxeles, de tipo BSI, es decir, retroiluminado. Los sensores CMOS BSI están construidos de tal forma que permiten una mayor entrada de luz hasta los fotodiodos. Esto tiene una especial importancia, puesto que permite que la cantidad de luz necesaria para que la foto salga bien sea menor y, por tanto, podemos tomar mejores fotos en una mayor cantidad de ambientes y con un mayor rango de niveles de luz.

En cuanto a las lentes de cada uno de ellos, sabemos que el iPhone 5 cuenta con una f2.4 de 33 mm, mientras que el Galaxy S3 lleva una f2.6 de 27 mm, cerrando el círculo con la del HTC One X, que es una f2 de 28 mm. Estas lentes son más brillantes porque toman una mayor cantidad de luz. El beneficio de esto es que para tomar buenas fotos no es necesario usar una ISO mayor, que mete ruido a la imagen.

En Cnet han puesto en comparación las cámaras de estos tres smartphones, con una conclusión muy clara, y es que las tres están extremadamente igualadas. Por un lado, la cámara del iPhone 5 es más básica y tiene menos opciones que la de los otros dos, ya que no nos da acceso a las opciones ISO o el balance de blancos. No obstante, sí lleva HDR y el modo panorama.

Por otro lado, las cámaras del HTC One X y el Samsung Galaxy S3 parecen estar más pensadas para apuntar y disparar rápidamente. Es interesante que estas sí que permitan modificar parámetros como la sensibilidad ISO y otros factores técnicos. Sin embargo, lo que habría que preguntarse es qué cantidad de personas hacen uso de estos detalles en un dispositivo móvil. Además, también incluyen HDR y un modo panorámico.

En la comparativa, también se han tomado datos subjetivos sobre la velocidad de disparo, y el tiempo que transcurre desde que se toma la fotografía hasta que se puede tomar otra nueva con la cámara. Las tres cámaras son tan rápidas que no parece haber una apreciación humana. Al final, lo que hemos sacado en claro es que si alguien dice que una de las cámaras de estas tres es extremadamente mejor que la otra, o es la mejor del mundo, está mintiendo, porque las semejanzas son extremadamente grandes. Sin embargo, sí que se enfatiza que el empate es mayor en fotografías de tamaño pequeño.

Al parecer, conforme se va aumentando el tamaño de la fotografía, el iPhone 5 va destacando sobre los demás. En cualquier caso, podéis juzgar vosotros mismos la diferencia entre ellas en las fotografías que os mostramos a lo largo de todo el post, tomadas por el equipo de Cnet.