WhatsApp se actualiza con nuevos iconos. Te indicamos como instalarlos antes de que sean oficiales

WhatsApp es una de las aplicaciones imprescindibles en los teléfonos con acceso a Internet. Eso es una realidad, ya que el número de usuarios que tiene y el estar disponible para los diferentes sistemas operativos móviles, lo posibilitan. A buen seguro que conoces a pocos amigos que no la tengan instalada en su terminal.

Pues bien, en breve esta aplicación tendrá una nueva actualización que, además de mejorar su rendimiento y ofrecer algunas mejoras que no han sido desveladas, incluirá gran cantidad de nuevos iconos (uno de los apartados que no han sido apenas mejorados desde el lanzamiento de este programa). Por lo tanto, se espera con interés la llegada de la nueva versión (2.8.5224).

Los nuevos iconos tienen todo tipo de motivaciones, como por ejemplo la comida o peinados. Pero, además, se incorporan posibilidades de números y letras, por lo que se quiere aumentar la utilidad de los iconos a la hora de utilizar WhatsApp… y que, además, los usuarios se ahorren escritura. Vamos, que casi se van a poder enviar mensajes codificados…

Consigue la actualización de los iconos antes que nadie

Pues sí, es posible conseguir la actualización de los iconos ya… y te lo vamos a contar. Gracias a los desarrolladores de XDA Developers, puedes conseguir el archivo de instalación (APK en Android) en el siguiente enlace. Una vez descargado, debes instalar el archivo correspondiente que sobrescribirá tu aplicación actual (todas las opciones de configuración se conservan). Si no quieres “arriesgarte” puedes esperar a que llegue la actualización a Google Play, claro… ¿o no?

Pues no, de forma sorprendente, es posible conseguir la actualización en este enlace de la propia web de WhatsApp… algo que no deja de ser sorprendente. Eso sí, léete bien las condiciones de uso, que no tienen el más mínimo desperdicio.

Si hasta la fecha esta aplicación  era considerada la mejor del mercado, con esta actualización, a buen seguro que mantendrá su posición predominante durante un bastante más tiempo.