Android 4.2 y Nexus, el proceso de Applelización de Google

Android 4.2 y Nexus, el proceso de Applelización de Google

Emmanuel Jiménez

“Applelizar” como concepto y verbo, ya de paso, de eso de lo que vamos a hablar en este momento. Y es que el caso que nos atañe es especialmente curioso y característico. Google está tomando una dirección con Android que se acerca mucho a lo que es Apple en sí misma, y lo que hacen con iOS, el sistema operativo de los dispositivos móviles de la compañía. Hace nada, unos minutos, os hemos hablado sobre las novedades de la interfaz de Android 4.2 y el porqué no lleva ranura para microSD el Nexus 4. Todas esas cosas, forman parte del proceso de Applelización.

Cada vez se aproximan más a lo que hace la compañía del difunto Steve Jobs. Los de Apple siempre han tendido a hacer un dispositivo con un sistema operativo simple, fácil de usar, intuitivo, con menos opciones, y cerrado. Android se ha caracterizado siempre por ser abierto, con muchísimas opciones, aunque más complejo y menos intuitivo. Los usuarios de este sistema operativo, al menos los que más se hacían escuchar, defendían a ultranza el que Android fuera así, ya que les daba mucha más libertad. No obstante, Google está tomando una dirección opuesta. Parece que ya no quieren que su sistema operativo sea como ha sido hasta ahora.

Han cambiado la interfaz. Los usuarios a los que les gusta la libertad lo critican, puesto que ahora hay muchas más restricciones. Hay usuarios a los que les gustaría poder elegir la posición de ciertos elementos, algo que antes era posible y ahora no. Google lo hace por simplificar y acercar más su interfaz a aquellos usuarios menos “capaces”. Si hay algo en lo que Android sea peor que iOS es en la usabilidad. El sistema operativo de Apple es mucho más simple y fácil de usar que Gingerbread, por ejemplo.

Si os ponéis a comparar, veréis menos diferencias entre iOS y Jelly Bean que entre Jelly Bean y Gingerbread. Esto es sorprendente, pero es así. Y diréis que estoy loco, pero todo se basa en las sensaciones. Coged un Gingerbread después de usar Jelly Bean durante unos meses, y veréis que parece un sistema totalmente obsoleto. Coged iOS después del mismo tiempo, y veréis que estáis mucho más familiarizados. No es casualidad, Android está mejorando mucho más su interfaz, y están cerrándola de tal manera que las fabricantes puedan personalizarla aun menos.

Me gustaría mencionar también la ausencia de la ranura para tarjetas microSD en el Nexus 4. Muchos usuarios critican que no se pueda ampliar la memoria del dispositivo. Matías Duarte, de Google, lo ha explicado de una manera muy sencilla. Los usuarios se complican cuando tienen que pensar que tienen dos memorias en su dispositivo. Cuando se descarga un archivo, ¿dónde va? Cuando se transfiere un archivo desde un ordenador, ¿en qué carpeta estamos? ¿Cómo accedemos a ella después desde el propio móvil? Es verdad que esto, con un poco de tiempo, se puede entender muy bien, pero Google quiere simplificar el dispositivo. ¿Conocéis otro dispositivo que no tiene ranura para microSD?

Applelizarse es algo positivo

Y espero que esto no os haga criticarme porque penséis que Applelizarse es algo negativo y que estoy criticando a Google. Para nada, todo esto nos beneficia a los usuarios. Habrá un par de desarrolladores que preferirían que no fuera así, y muchos fabricantes que tampoco les gusta que les limiten, pero lo cierto es que estas medidas de Google favorecen la creación de buenos productos, que al fin y al cabo, es lo que nos interesa a todos nosotros.