Apple tiene nueva patente, los rectángulos con bordes redondeados

Apple tiene nueva patente, los rectángulos con bordes redondeados

Emmanuel Jiménez

Samsung lo dijo, y tanto lo han dicho, que finalmente ha acabado por hacerse realidad. Hablamos de la nueva patente de Apple. No es raro que la compañía americana, así como el resto de las compañías de tecnología y desarrollo de todo el mundo, registre una nueva patente. No obstante, está sí que ha llamado la atención de una forma especial, porque está muy relacionada con lo que critica Samsung sobre los de la manzana. Y es que, la nueva patente no viene a ser otra cosa que un dispositivo rectangular con bordes redondeados.

La patente la han registrado en la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos (USPTO) y su numeración es D670,286. Fue registrada junto a un dibujo, el que veis justo debajo, y que hace referencia al iPad de primera generación. No obstante, ¿diríais que puede utilizarse para otros dispositivos? No cabe ninguna duda de que así es. Si han sido capaces de denunciar que el Galaxy Tab era una copia en diseño al iPad, ahora que tienen la patente, por lo que podrán iniciar una demanda por infracción.

Además de los bocetos que os mostramos aquí, Apple registró también otros bocetos junto a su patente, que podéis ver en el archivo oficial y público de la Oficina de Patentes americana.

Preocupa especialmente el camino que está tomando la compañía fundada por el difunto Steve Jobs. Parecen más centrados en conflictos legales que en el propio desarrollo y la innovación. Esto es un problema grande. Si Apple invierte tiempo, esfuerzo y dinero en innovación, todas las demás fabricantes se verán obligadas a competir y seguir mejorando, y de ahí se obtendrían beneficios para nosotros, los usuarios finales. Sin embargo, si Apple se centra más en el aspecto legal, no solo no será competencia ni guía para los demás (que es lo que era hasta ahora), sino que también se dedicará a destruir y a forzar a otras compañías fabricantes. Veremos si esto se queda únicamente en una patente más, y los de Cupertino no optan por utilizarla para demandar a los fabricantes de tablets.