Google lucha contra la fragmentación con el nuevo SDK para Android

Escrito por
Programación Android

Desde que Google llegara al mercado allá por el año 2008, hemos visto una evolución prácticamente única. De hecho, la predicción es que en algún momento de próximo año 2013 se convierta en el sistema operativo presente en la mayor cantidad de dispositivos del mundo, superando incluso a Windows. Sin embargo, también es bien conocido por todos cuál es el talón de Aquiles de Android, la fragmentación. Pues bien, Google ha dado un paso más en la lucha por acabar con esta carencia, aunque de una forma un poco appleiana.

Concretamente, han cambiado las cláusulas del SDK, el Kit de Desarrollo de Software de Android, que no se habían modificado desde que fuera lanzado en el año 2009. Las modificaciones van en un camino claro, y tenemos un artículo que hace referencia directa a la fragmentación. Entre otras cosas, ese artículo de las nuevas cláusulas para desarrollar aplicaciones implica que los usuarios no pueden  tomar ninguna medida durante el proceso de desarrollo que produzca o cause la fragmentación de Android. Eso incluiría una gran cantidad de cosas. Y es por eso que decimos que la medida es un tanto appleiana, porque deja a discreción de Google el cómo se aplicaría esta norma.

Sea como sea, los desarrolladores deben conocer muy bien lo que es la fragmentación, y evitar al máximo que esta pueda potenciarse con sus aplicaciones. Es decir, lo mejor es adaptar las apps a todos los dispositivos, lo que incluiría todos los tamaños de pantalla y todos los componentes de los equipos que hay en el mercado. Esto nos deja varias incógnitas, como por ejemplo, qué será lo que ocurrirá con los juegos desarrollados tan solo para unos determinados procesadores, o con los que están dirigidos para dispositivos Kindle.

Y es que, la cláusula especifica que solo se puede utilizar el SDK de Android para desarrollar aplicaciones dirigidas al sistema operativo de Google. Claro, difícil solución nos deja esto si tenemos en cuenta que las aplicaciones para Kindle deben utilizar APIs de la propia Amazon, o que el desarrollo de aplicaciones para determinados procesadores se hacía por medio de paquetes de desarrollo creados por la propia fabricante del dispositivo. No obstante, todo es realmente sencillo. Las cláusulas de Google solo se refieren a las aplicaciones que vayan a ser publicadas en la tienda Google Play Store, por lo que todas aquellos que no, como las que se desarrollan para precisos procesadores, que suelen estar ubicadas en tiendas especiales, o las que van para Kindle, que tienen su Amazon App Store, no tendrán ningún problema. La única salvedad es que ya no podrán estar ubicadas dentro de Google Play, aunque la verdad es que eran las menos.

Lo mejor es que el futuro es realmente bueno para todos los usuarios, aunque ciertamente peor para los desarrolladores menos experimentados. Con el paso del tiempo, cada vez veremos menos aplicaciones que sean compatibles con algunos dispositivos pero no con otros.

Lo hemos leído en Xataka Android