Android 4.2 Jelly Bean, la versión con más fallos junto a HoneyComb

Android 4.2 Jelly Bean, la versión con más fallos junto a HoneyComb

Emmanuel Jiménez

Estamos en una época realmente curiosa, parece que todo el software nuevo que se presenta llega con un gran cantidad de fallos. Primero fue iOS 6, tremendamente criticado y que parece haberse cobrado la cabeza de Scott Forstall como pago. Pero parece que Android 4.2 Jelly Bean no se queda atrás. De hecho, se sitúa junto a HoneyComb como la versión con más fallos que ha llegado a los dispositivos móviles Android. Por primera vez, la fragmentación y el hecho de que sean muy pocos los dispositivos que actualizan rápido, va a ser algo bueno.

Fallos muy importantes han llegado con el bluetooth, con la cámara, con el brillo automático que no acaba de funcionar bien, con reseteos azarosos cuando le apetece, con problemas de rápida descarga o lenta carga, así como inestabilidad de múltiples aplicaciones o elementos nuevos. Todas estas cosas son las que han hecho que Android 4.2 Jelly Bean no haya sido una versión de sistema operativo especialmente aclamada. Es algo lógico, máxime si pensamos que incluso se han olvidado de diciembre en los eventos de nuestros contactos.

Tan solo HoneyComb, la primera versión que sacaron dirigida únicamente a tablets, ha tenido tantos bugs y problemas que esta versión. Y es por eso mismo que decimos que la fragmentación va a favorecer a muchos usuarios. Gracias a ella, serán muchos los dispositivos que tarden bastante tiempo en recibir la actualización de software para su smartphone o tablet, lo que significa que no tendrán que cargar con los problemas de esta.

Actualización a Android 4.2.1 se hace muy necesaria

Es en este momento más que nunca que se hace muy necesaria una actualización a una versión posterior, donde se corrijan todos estos errores. Sabemos que Google ya estaba trabajando en el problema de la eliminación de diciembre de la lista de meses disponibles a la hora de crear un evento a un contacto. No obstante, no solo se trata de ese problema, sino de unos cuantos más ya citados, y de diferentes dispositivos. El equipo de desarrollo debe estar investigando el origen de estos, ya que es en realidad la clave para poder solucionarlos de forma definitiva. Solo cuando todo eso esté listo, o al menos una gran parte de ello, se lanzará la nueva versión Android 4.2.1. Una vez que se halla lanzado la nueva versión, quedará muy claro que los fabricantes no trabajarán en la actualización a Android 4.2, sino ya a Android 4.2.1, por lo que está asegurado que esa otra versión está destinada a pasar totalmente desapercibida.

Android 5.0 Key Lime Pie en el horizonte

Los errores también hace que se vuelva extremadamente importante una buena actualización a Android 5.0, la nueva versión del sistema operativo. Es vital que no se encuentren con los mismos fallos y bugs de estas versiones, por lo que, como mínimo, todo este proceso va a servir para que se den cuenta de lo importante que es lanzar un nuevo firmware funcional, y que no reporte demasiados problemas. Android necesita un lavado de cara, y más si quiere asestar un golpe definitivo a iOS, que hasta el momento siempre había parecido estar por encima, y ahora están muy parejos. Veremos cómo se va desarrollando toda esta situación con las actualizaciones del sistema operativo.