Nexus 10 de 16 GB pasa a estado “Se enviará próximamente”, preocupante

Hasta ahora, habíamos visto dos estados diferentes en los que podía estar un dispositivo o productos a la venta en la Google Play Store. Este podía encontrarse “Disponible” o “Agotado”, pero no habíamos visto nada distinto. Ahora, el Nexus 10 de 16 GB ha pasado a “Se enviará próximamente”. No es que esto esté mal de por sí, es que puede ser un indicativo de que no tendremos el Nexus 4 hasta dentro de un buen periodo. Por eso decimos que es realmente preocupante el hecho de que se haya habilitado ese indicativo solo en el caso del Nexus 10.

Y es que, si la semana pasada ya se dijo que el Nexus 4 podía tardar unas tres semanas en llegar, ahora nos inclinamos a pensar que incluso podrían ser más, aunque en aquella época incluso parecía exagerado. Y es que, si leemos con detenimiento lo que quiere decir el mensaje de “Se enviará próximamente”, nos encontramos con que “Se envía en un plazo de 2 a 3 semanas. Los gastos de envío se calcularán al finalizar la compra”. 2 a 3 semanas, el Nexus 10 de 16 GB, y ¿qué pasa con el Nexus 4?

Si el Nexus 10 se puede ir hasta las tres semanas estando supuestamente disponible, ¿cuánto puede tardar el Nexus 4 que está agotado? Como mínimo, nos iríamos a la segunda semana de diciembre, y eso solo teniendo en cuenta el momento en que llega a la tienda, a lo que habría que sumar el tiempo que tardaría en llegar a casa, y los posibles problemas que habría con el relanzamiento. ¿Habrá suficientes dispositivos para cubrir toda la demanda?

Es realmente preocupante lo que está ocurriendo con el Nexus 4. Y es que, si de verdad se retrasaran mucho con él, podría haber algún fabricante que se aprovechara de este hecho y lanzara su nuevo smartphone antes de que las ventas del móvil de LG y Google sean sólidas. Por ejemplo, HTC podría presentar su smartphone en enero, y Samsung podría tener el Galaxy S4 listo para febrero. Serían solo dos meses más. Google no puede dejar que pase más tiempo, tiene que poner una solución a este problema cuanto antes. La expectación ante el Nexus 4 se está convirtiendo en crispación, y eso puede derivar en un efecto boomerang que tuviera un resultado totalmente contraproducente, a pesar de tener un precio inmejorable.