Nexus 4, su cristal trasero se rompe con el calor y el frío

Nexus 4, su cristal trasero se rompe con el calor y el frío

Emmanuel Jiménez

Somos relativamente pocos los que en España hemos tenido la posibilidad de probar el nuevo smartphone de LG fabricado para Google, el Nexus 4. Sin embargo, lo cierto es que sí somos muchos los que estamos ansiosos esperando la oportunidad de tenerlo, y es normal, dado que su precio y especificaciones lo convierten en una joya inigualable. Sin embargo, poco tiene que ver su cristal trasero con el diamante, y es que, al parecer, la diferencia de temperatura entre el calor y el frío puede romper su cristal trasero. Esto viene a confirmar las críticas por la construcción del smartphone.

Durante la encuesta que os realizamos con el fin de encontrar el mejor Nexus fabricado hasta la fecha, vosotros votasteis en mayoría al Galaxy Nexus, un dispositivo fabricado por Samsung. Son muchas las críticas al Nexus 4 que se derivan del hecho de que sea LG quien fabrica el mismo. Lo cierto es que sabíamos y habíamos visto ya anteriormente que el cristal trasero se rompe con un golpe relativamente fuerte, pero hasta el momento nunca habíamos pensado que pudiera romperse con algo tan simple como un cambio de temperatura.

Al parecer, el usuario en cuestión al que le ha ocurrido le pasó, simplemente, entre el cambio de temperatura que hay de su mano a su habitación. Deducimos, claro está, que su habitación no tiene calefacción, pero ese no es el hecho importante. Todos conocemos muy bien lo que se calientan los móviles cuando los usamos en la mano, o cuando los usamos durante una larga llamada, o para reproducir un vídeo de alta calidad, eso no es un secreto. Ahora imaginemos que nos encontramos en invierno, estamos en una cafetería cálida, reproducimos un vídeo en alta definición, y mientras el móvil se calienta mucho. De repente, dejamos de hacerlo, salimos a la calle con temperaturas bajo cero, y seguimos con el móvil en la mano buscando algún detalle en Internet. Una situación bastante normal, ¿verdad? Pues podría romper el cristal trasero del Nexus 4.

No es necesario que tengamos unas condiciones determinadas para que pueda ocurrir algo como esto. Durante los meses de invierno, pasamos por muchos momentos donde hay bruscos cambios de temperatura, y mientras nosotros salimos abrigados, es posible que el móvil lo llevemos en la mano al aire libre mientras estamos consultando algo. Es algo tan normal que ni nos daríamos cuenta. Sería genial oír un crujido, y al dar la vuelta al smartphone darse cuenta de que se ha roto, tal y como os mostramos en una de las dos fotografías del post. La segunda que os enseñamos es del LG Optimus G. Al parecer, tiene exactamente los mismos problemas con el cambio de temperatura. Sin duda, estos datos no van a dar una buena imagen de LG, que ya de por sí no parecía ser demasiado confiable.

Lo hemos leído en GSM Arena.