Samsung GT-I9600 se deja ver, ¿habrá dos Galaxy S4?

Samsung GT-I9600 se deja ver, ¿habrá dos Galaxy S4?

Emmanuel Jiménez

Sorprendente es lo que veremos llegar con el nuevo Samsung Galaxy S4. Son muchas las especificaciones técnicas que se han filtrado. Muchas de ellas serán falsas o rumores sin fundamento, y otras tendrán cierta consistencia. Sea como sea, es el dispositivo de moda en el año 2013 que acabamos de empezar. Ahora se ha dejado ver en un test benchmark un Samsung GT-I9600, y esto coincide con el ¿Galaxy S5? ¿un segundo Galaxy S4? ¿un Samsung Tizen?

Cada vez que ocurre algo así, toca repasar la codificación interna de los dispositivo de la compañía surcoreana para sus buque insignia. El primer Samsung Galaxy S fue el GT-I9000, el Samsung Galaxy S2 fue el GT-I9100, mientras que el Samsung Galaxy Nexus ocupó el GT-I9200, dejando para el Samsung Galaxy S3 el GT-I9300. Hace poco se pudo saber que el GT-I9500 era una realidad. Como habéis podido ver, el GT-I9400 no se ha mencionado. Esto llevo a pensar que Samsung estaba preparando dos dispositivos diferentes que serían sus nuevos buques insignia, uno con Android, que sería el Galaxy S4, y otro con Tizen, el nuevo sistema operativo que estaban desarrollando en colaboración con Intel. Sin embargo, esta teoría no tiene peso cuanto tenemos en cuenta que en Corea del Sur el número cuatro es el número de la mala suerte, y que la compañía lo ha evitado siempre en sus smartphones insignia. Por tanto, el GT-I9500 era en realidad el Galaxy S4, ya que se habrían saltado el GT-I9400.

Galaxy S4 Nenamark

Ahora bien, acaba de aparecer un test benchmark realizado a un supuesto GT-I9600, y eso sí que nos deja dudando. Este sí que podría ser únicamente un segundo buque insignia de futuro lanzamiento o, en otro caso, el Samsung Galaxy S5, que ya estaría empezando a tener listos los prototipos, algo prácticamente inviable viendo cómo cambia el mercado en cuestión de meses y teniendo en cuenta que los componentes disponibles dentro de unos meses serán mejores que los que tenemos hoy, lo que hace inútil desarrollar un smarthphone que se lanzaría dentro de un año y medio aproximadamente, con componentes de hoy.

Pero si eso sorprende, más llama aún la atención las características que el test benchmark nos revela del susodicho dispositivo. Su pantalla tendría una resolución 1280 por 720 píxeles, y el smartphone tendría un procesador de cuatro núcleos con una frecuencia de reloj de 1,4 GHz, acompañado por una GPU Mali 400. Android 4.1 sería la versión del sistema operativo. ¿Sabéis con qué terminal encajan estas características? Pues sí, con el Samsung Galaxy S3. El test es un Nenamark, y parece ser fácilmente manipulable en lo que a la versión del equipo se refiere. Todo parece indicar que es un montaje.

Aún así, hace que salten las alarmas. Por norma general, cuando se oye mucho ruido sobre un nuevo dispositivo, como es el caso del Samsung Tizen, suele ser porque algo de verdad hay detrás, y suele ser ruido provocado por la propia compañía, que empieza a crear hype. Veremos si de verdad se acaba confirmado algo sobre el nuevo smartphone de la compañía surcoreana o si todo acaba quedándose en un único Samsung Galaxy S4.

Lo hemos leído en Sammy Hub.