Google no quiere a España y limita la cantidad de Nexus 4

Google no quiere a España y limita la cantidad de Nexus 4

Emmanuel Jiménez

Casi podríamos decir que lo que vivimos el miércoles pasado fue algo sin precedentes, de no ser por el hecho de que vivimos algo parecido la primera vez que salió a la venta. ¿Sabéis de lo que hablamos? Claro que sí, del Nexus 4, ese gran desconocido en nuestro país, del cual pensaréis que solo ha llegado hasta los blogs, porque aparte de en Android Ayuda y toda la competencia de la red, en pocos más sitios habréis visto el smartphone de Google en nuestro país. A los de Mountain View no les debe gustar mucho España, por lo visto, porque somos los que menos cantidad de Nexus 4 hemos tenido.

Xataka Android publicaba hoy mismo una noticia analizando la situación actual del dispositivo en España, y tratando de encontrar una razón, un sentido vital que permitiera encontrar una pizca de sensatez a todo lo que está ocurriendo. Lo único que parece claro es que Google no tiene demasiado interés en nuestro país en este momento, aunque el motivo todavía no queda muy claro. Desde el blog xatakero decían que había dos opciones posibles, o bien España es un territorio tan fanáticamente Android que Google prefiere centrarse en otras zonas, o bien España es un terreno donde se consumen tan pocos contenidos de Google Play que no tiene sentido lanzar un móvil al que no le van a ganar casi nada, debido al escaso margen que tiene.

Nexus

La verdad es que la primera opción no tiene demasiado sentido. Si España es uno de los países donde tienen más terreno conseguido, no pueden descuidarlo, al contrario, tienen que ir con todo en él. No nos olvidemos de que Android sigue siendo muy frágil. Si los fabricantes optan por empezar a desarrollar sus propios sistemas operativos, lo más probable es que la compañía de Mountain View no pudiera hacer mucho. Saben que eso va a ocurrir, y por ello toman posición. Compraron Motorola, y pretenden convertirla en su propia fábrica de Nexus en cuestión de tiempo. Y están intentando que la versión limpia de Android se establezca como la mejor. Dejar un país en el que tienen tanto trabajo hecho sin el suficiente cuidado, podría abrir la puerta a otros sistemas. La teoría de que lo hacen porque aquí ya nos tiene «ganados» es probablemente incierta.

Sin embargo, la otra sí es bastante factible. El Nexus 4 es un dispositivo al que ganan muy poco dinero, pero cuesta distribuirlo. Llevar dispositivos a un país en el que es bien conocido que se gasta poco dinero en comprar aplicaciones y descargar contenidos, cuando encima no se va a ganar por venderlo, es una tontería, y más cuando hay otros países donde los usuarios están deseando recibirlo, y se gasta más dinero en las correspondientes tiendas de aplicaciones y contenidos.

Reflexión – Debemos empezar a cambiar

En España se ha instaurado mucho esa tendencia a descargar aplicaciones de pago de forma gratuita por medio de otras vías no legales. Lo mismo ha ocurrido durante muchos años con la música y los vídeos. Android facilita muchísimo la descarga ilegal de aplicaciones y el uso de estas en dispositivos móviles es extremadamente simple, teniendo que instalar tan solo un archivo, no podríamos conseguirlo de una manera más sencilla.

Debemos plantearnos si esto es realmente justo. Cuando atacamos a grandes compañías, como Apple, Google, Adobe y compañía, descargando su software y productos de forma ilegal, parece que casi se tiene el derecho a ello, porque tienen tanto poder que no van a notar prácticamente nuestra actividad. Sin embargo, cuando hacemos eso con pequeños desarrollo, el daño es muy grave. Por otro lado, la inmensa mayoría de las aplicaciones cuestan muy poco, no es un gasto que nos afecte mucho. La teoría de muchos de que se hace para probarla es falsa, un porcentaje muy bajo compra una aplicación que le gusta después de comprarla, salvo que le encante.

Cuando compramos una barra de pan no pedimos que antes se nos deje probarla para ver si su sabor es excelente. Se compra, y si no es perfecta, uno se aguanta. Google Play nos da la oportunidad de devolver una aplicación 15 minutos después de haberla comprado, sin tener que dar una explicación. No hay razón para no comprar una aplicación que queremos. Si no estamos dispuestos a pagar es que o no nos interesa lo suficiente, o no tenemos la posibilidad de gastar ese dinero, pero por norma general, el precio de las apps es tan bajo que no tiene sentido no comprarlas por esa razón. Es posible que incluso solo comprando las aplicaciones que se descargan gratis de forma ilegal, se consiga que Google preste atención a un país como España, y eso que ya estamos entre los ocho países que más atienden.