¿Qué inconvenientes encontramos en el nuevo Firefox OS? (II)

Escrito por Pilar Calvo

Continuamos analizando los contras de este nuevo sistema operativo y próximo rival del androide: el Firefox OS, desarrollado por los chicos de Mozilla y apoyado por la gigante Telefónica. Anteriormente le hemos dado un repaso a las especificaciones de hardware con el que se están introduciendo los primeros dispositivos en el mercado, terminales de gama baja que según parece podrían venir asociados al sistema operativo de Mozilla ahora y en lanzamientos venideros, y que además, podría generar consecuencias de cara al desarrollo y evolución del sistema. 

La víctima del hardware: el futuro desarrollo del Software

El software se presenta de manera totalmente distinta a las especificaciones de hardware que venían definiendo al sistema operativo, pero lo quiera o no Mozilla, son dos aspectos que vienen dados de la mano, y de esta manera el software de su nuevo Firefox OS se verá afectado por el tipo de dispositivos elegidos para sus ventas. El nuevo Firefox OS está basado en una integración total con la Web, programado bajo el lenguaje de HTML5. La realidad es que un sistema basado en HTML5 podría tener grandes ventajas de cara al usuario y de cara a los desarrolladores. 

Es cierto que este tipo de sistema puede resultar el más adecuado para terminales de gama baja, pero existe un buen número de desarrolladores que piensan que estas aplicaciones sólo pueden servir para frenar la evolución del sistema operativo: Con el panorama dominado por estos teléfonos de gama baja, se desarrollará sólo por y para este nivel de hardware y no otro, lo cual representaría una evolución casi nula en el desarrollo de los programadores.

Es lógico pensar que los desarrolladores de aplicaciones HTML5 trabajen pensando en cómo funcionará su app en los terminales de gama baja, que serán los que se encuentren en el mercado, así que nunca trabajarán de cara a grandes procesadores y prestaciones más potentes, pues de esa manera su app no funcionará en el dispositivo del usuario final. Y ahí nos encontraríamos con la pescadilla que se muerde la cola: si no hay aplicaciones optimizadas para un hardware de gama alta, tampoco se fabricarán equipos con hardware de gama alta, primeramente por el compromiso de Mozilla de lanzar terminales económicos, y en un segundo plano, porque no existirán aplicaciones en las que estos teléfonos demuestren su potencial.

No estamos confirmando para nada que la venta de teléfonos Firefox Os no vayan a tener éxito, es más, es muy posible que cumplan todas sus expectativas de ventas (de cara a los usuarios, Firefox OS y sus apps HTML 5 pueden ofrecernos verdaderas comodidades gracias a la integración de nuestras aplicaciones y servicios desde la Web). Lo que hemos querido transmitir con esta doble publicación es que Mozilla podría estar equivocándose en su plan de negocio de gama baja, pudiendo limitar con ello el crecimiento natural de su nuevo sistema operativo.