Samsung no habló de Android en la presentación del S4. ¿Momento para Tizen?

Bien es cierto que en el universo Android, gracias a su Galaxy S3 Samsung ha dominado en el año 2012 y, con el lanzamiento del S4 se intentará hacer lo mismo en el 2013… pero esta compañía tiene un “Plan B” para su gama de movilidad con el que quiere, al menos por ahora, ofrecer otras opciones en el mercado: Tizen.

Con este nuevo sistema operativo, en el que cuenta con colaboradores como Intel, Samsung intenta buscar tener una opción adicional por si las cosas se ponen feas en Android, algo que no se ha de descartar ya que la compra de Motorola por parte de Google es un movimiento que muchos fabricantes han visto con mucho recelo debido a lo que pueda deparar el futuro con Android (que podría pasar a ser cerrado o, simplemente, que los nuevos modelos del “combo” Motorola/Google sean beneficiados en actualizaciones y optimizaciones). Por lo tanto, es más que lógico que la compañía asiática no se quiera dormir en los laureles y, visto que los ATIV con Windows Phone no han funcionado como se esperaba por ahora, la apuesta parece clara por el desarrollo propio Tizen, que ya ha absorbido a Bada.

Además, hay un detalle en el que muchos no han reparado en la presentación del Samsung Galaxy S4: no se hizo ninguna referencia a Android o Google, algo que no es muy lógico pensando que el sistema operativo de este terminal es este. Por lo tanto, más razones para pensar que las aguas bajan revueltas.

Interfaz de Tizen

Un directivo confirma la apuesta decidida por Tizen

Pero hay más, el vicepresidente ejecutivo de Samsung Mobile (Lee Young Hee), en una entrevista en Bloomberg, confirmó sin tapujos que la apuesta por Tizen es definitiva. Indicó que lanzarán un  modelo con este sistema operativo y que será uno de los tres “top” que pondrá la compañía en el mercado (aparte de los Galaxy S4 y Note 3). Por lo tanto, el nuevo modelo tendrá un hardware similar al del terminal presentado el 14 en New York… llega de esta forma por la puerta grande y, según este directivo, en verano.

Sin duda, los movimiento se suceden y se demuestra que los recelos de compañías como Samsung respecto a Google (ahora con Motorola) son cada vez mayores y, por ello, buscan alternativas que les permitan poder reaccionar a cualquier eventualidad. Además, de confirmarse el lanzamiento de un Tizen de gama alta, permitiría a la compañía coreana jugar en “dos ligas” y, de esta forma, tener mayor presencia de la actual.