Samsung Galaxy S3 y Note 2 actualizarán a Android 4.2.2 en mayo/junio

Escrito por Pilar Calvo

Dos grandes actualizarán a Android 4.2.2 en mayo o a más tardar, en junio. El Samsung Galaxy S3 es el smartphone con sistema operativo Android más vendido del pasado año, y el Samsung Galaxy Note 2 le sigue los pasos, convirtiéndose en dos de los dispositivos más exitosos de la coreana. Ahora mismo en el mundo podríamos encontrar millones de usuarios utilizando uno de estos dos terminales, así que una actualización por parte de Samsung para sus dos orgullos del 2012 no nos sorprende lo más mínimo, y seguro que a vosotros tampoco.

La información sobre el despliegue de la nueva versión de Android Jelly Bean 4.2.2 a los Samsung Galaxy S3 y Galaxy Note 2  nos ha llegado gracias a un tweet de SamMobile que lo confirmaba. Parece ser que la firma más exitosa en el mercado de la telefonía móvil quiere seguir demostrando su preocupación por sus usuarios ofreciéndoles el mejor rendimiento y software en sus dispositivos por mucho que vayan siendo destronados por los grandes del 2013.

note 2-s3-jelly-bean

Con esta nueva versión de Jelly Bean, los propietarios del Samsung Galaxy S3 y Samsung Galaxy Note 2 estarán actualizados tal como el hardware de sus teléfonos merece, y a partir de mayo o junio podrán trabajar con la última versión de la interfaz de usuario Samsung Nature UX. Por supuesto, el nuevo firmware recogerá algunas de las funciones de las que puede presumir el nuevo buque insignia de este año, el Samsung Galaxy S4.  Es muy seguro que algunas de las funciones del nuevo terminal como Smart Scroll, Smart Pause, o Finger Air View del Galaxy S4 se estén implementando para la nueva versión Android 4.2.2 con el finde de disfrutarlas en el Galaxy S3 y en el Galaxy Note 2.

De todas maneras alzamos la banderita de rumor para que nada de esto se tome en serio hasta que la firma suroreana se pronuncie al respecto; aunque algo tan lógico como una actualización a la última versión de Android para los grandes teléfonos Samsung del pasado año, no tendría por qué no ser real.