Un joven muere conduciendo por enviar un mensaje con su smartphone

Escrito por Emmanuel Jiménez

Alexander Heit conducía por la carretera de un pueblo del estado de Colorado. Estaba escribiendo un mensaje, cuando volvió la vista a la carretera y se percató de que había invadido el carril contrario. Intentando volver a su carril, perdió el control del vehículo, dando varias vueltas de campana. Alexander Heit, de 22 años, perdió la vida cuando iba de camino al hospital. El smartphone ha sobrevivido, pero él no.

Esta es la historia de los últimos minutos de vida de Alexander Heit. El inicio de la historia es uno que se repite vez tras vez en la carretera, y lo peor es que el final podría no ser tan diferente. Alexander estaba escribiendo un mensaje a un amigo, diciéndole “suena genial, tío, ahora nos vemos…”, y ni siquiera pudo acabar la frase que acababa de comenzar cuando ocurrió lo sucedido. Se dio cuenta de que había invadido el carril contrario, y en el intento de volver a su carril, perdió el control del coche, y este comenzó a dar vueltas de campana. La fotografía del móvil con el último mensaje que nunca llegó a enviar la encontráis siguiendo este párrafo. Su madre ha querido que sirva para que nadie más tenga que perde la vida así.

Accidente Mortal

Cuando conducimos, no debemos olvidar que cualquier distracción puede convertirse en el final de nuestra vida, la de las personas que van en el vehículo, así como otras que podrían verse involucradas en el accidente. Cada es más común que los usuarios vayan utilizando sus smartphones para hablar por teléfono, enviar mensajes, twittear o incluso entrar a Facebook. Es muy triste que por distraer nuestra atención a nuestros smartphones podamos perder la vida, o simplemente vernos involucrados en un accidente que acabe perjudicándonos a nosotros o a cualquier otra persona. Por favor, si estás conduciendo, no utilices tu smartphone. Y si es necesario, detén el vehículo. A Alexander Heit le bastaron 38 caracteres para darse cuenta de que distraerse un momento podía ser mortal. Contribuye a evitar los accidentes en carretera no utilizando el smartphone cuando conduces.