Gran dilema: ¿Live Wallpaper o Walpaper fijo?

Escrito por
Apps

Comprar un iPhone es un mundo mucho más simple. Una vez que has decidido si comprarlo en blanco o en negro y la capacidad del mismo, se acabó. Todo lo demás lo ha decidido Apple por ti. Sí, es posible que Apple sepa muy bien qué es lo más elegante e incluso qué es lo más útil e intuitivo, pero aun así siempre está bien valorar todas las posibilidades de Android. Uno de los grandes dilemas es el de elegir entre un Live Wallpaper o un Wallpaper fijo.

La culpa de todo esto la tiene que un Live Wallpaper que me ha gustado mucho pasaba hoy de ser de pago a ser gratuito, y lo he descargado e instalado. Está bastante bien, aparece un campo de fútbol y jugadores que se pasan el balón. No obstante, el smartphone se ha quedado sin batería. Y uno siempre se plantea si es culpa del Live Wallpaper o si es en sí mismo el hecho de que no lo he cargado este mediodía cuando he llegado a casa.

La primera conclusión a la que uno llega es que un fondo animado siempre gasta más batería que un wallpaper fijo, y eso es totalmente cierto. Un fondo animado requiere que haya procesos en ejecución, mientras que un fondo fijo podría requerir un único proceso inicial y ninguno más. Por tanto, es innegable que un Live Wallpaper siempre gasta más batería. No obstante, ¿es tan relevante la diferencia como para plantearse que sea el culpable de que la batería ahora dure menos?

Android Logo Dilema

Depende del Live Wallpaper, eso está claro. Uno de los Live Wallpapers que viene con Android es el de Google Maps, que va mostrando el mapa en el que nos encontramos y desplazándose conforme nos movemos nosotros. Obviamente, este Live Wallpaper requiere de los satélites GPS para posicionarnos, y el tener el GPS siempre encendido puede gastar mucha batería. Por otro lado, también nos encontramos con otros que utilizan el acelerómetro, o que detectan los toques táctiles en la pantalla. Si lo que queremos es ahorrar batería, evitar estos siempre será lo más inteligente. Un Live Wallpaper puede ser simplemente un fondo animado, una imagen con animación que no requiera el GPS ni nada. Es más, podría decirse que la diferencia de gasto de batería puede entre un Wallpaper fijo y un Live Wallpaper puede ser menor que la de dos Live Wallpaper con características distintas.

Por otro lado, también nos encontramos con el consumo de recursos. En smartphones que tienen una memoria RAM no demasiado alta y cuyos procesadores no son de alto nivel, un Live Wallpaper podría no ser la mejor elección, dado que podría no permitir que el móvil funcionara de una manera normal. Cuando hablamos de smartphones de mayor nivel, normalmente no importa qué tipo de Live Wallpaper hayamos elegido, pero debemos tener en cuenta que un Wallpaper fijo siempre requerirá menos recursos del sistema.

En último lugar, no podemos olvidarnos de la utilidad. Un Live Wallpaper puede ser muy bonito y quedar muy bien, pero en ocasiones puede ser totalmente inútil. Y me explico, un cuadro de Van Gogh puede ser precioso, pero si lo ponemos en el parabrisas de nuestro coche mientras vamos a 120 kilómetros por hora por una autovía, todo lo que podemos hacer es acabar muriendo. De la misma manera, los Live Wallpapers pueden ser extremadamente inútiles. Por ejemplo, uno que varíe muchísimo de color y cambiando las tonalidades con frecuencia, puede conseguir que en vez de un bonito Live Wallpaper, lo que acabemos teniendo sea un ictus cerebral.

Y he aquí el dilema de los Live Wallpaper o los Wallpaper fijos. La pregunta sería obvia, ¿vosotros por qué optáis?