Las Google Glass triunfarán, o se hundirán completamente, en 2016

Escrito por Emmanuel Jiménez

Es sorprendente que las predicciones del tiempo que hará dentro de dos semanas no se tomen en serio, pero todavía siga habiendo analistas dispuestos a realizar predicciones de aquí a dentro de tres años. Una compañía de análisis, IHS, ha estimado que las gafas inteligentes como las Google Glass serán un éxito en el 2016. En mi opinión, se equivocan de lleno.

Sus cálculos, de hecho, no hablan de triunfo, sino de cifras. Estiman que en el año 2016 las gafas inteligentes generarán unas ventas de 9,6 millones de unidades, y esto solo en el caso de que cuenten con aplicaciones desarrolladas específicamente para estas gafas inteligentes. Sin embargo, si las aplicaciones no existen, estiman que las ventas no pasarán del millón de unidades. Las Google Glass, que fueron presentadas hace ya bastantes meses, han comenzado ahora a llegar a algunos desarrolladores, a personajes famosos, y a los ganadores de algunos concursos de Google, en la versión Explorer Edition. No obstante, no sería hasta el año 2014 que comenzarían a venderse al público las Google Glass.

Google Glass

En mi opinión, las estimaciones de IHS son erróneas. Las Google Glass no son un producto cualquiera. No se trata simplemente de un producto más que dentro de tres años se va a haber expandido. En realidad, las Google Glass y otras gafas inteligentes son un nuevo modelo en el mundo de la tecnología, un salto generacional muy importante. No existe la opción de que no triunfen pero permanezcan en el mercado vendiendo unos millones de unidades al año. Lo único que podría funcionar es un éxito absoluto, que los usuarios opten por adoptar las Google Glass como el nuevo estándar del mercado, el nuevo “smartphone”, por así decirlo. En caso de que esto ocurra, no se venderán 10 millones de unidades al año, sino tres o cuatro veces eso. Si no ocurre esto, acabarán hundiéndose completamente. Hasta el año 2016 habrá habido el tiempo suficiente para que el rechazo de los usuarios sea total, en caso de que así ocurra. Sin embargo, esta es solo mi opinión. O triunfarán completamente, lo que llevará al lanzamiento de gafas inteligentes más económicas, o se hundirán y tanto Google como las demás compañías dejarán de fabricar un producto que, en realidad, está muerto.