Este es mi Sony Xperia S: Emmanuel Jiménez (1ª parte)

Escrito por Emmanuel Jiménez

Después de una semana desde que hablamos sobre que no tenía absolutamente nada en mi Android, he decidido tomármelo en serio y optimizar mi smartphone. Y en este post os lo voy a presentar. Comenzamos hablando del Sony Xperia S en sí mismo, y de la ROM con la que trabajo actualmente. Más tarde nos centraremos en los widgets y las aplicaciones.

Este es mi Android

Tengo un Sony Xperia S. Desde hace algo menos de un año tengo el que por aquel entonces era el buque insignia de la compañía. En realidad, es un regalo de Sony, y estoy bastante agradecido, puesto que, en mi opinión, es el smartphone perfecto. Y paso a explicarme. Cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon S3 de doble núcleo que, aunque está lejos de los actuales gama alta, nunca ha dado ningún problema. La pantalla es de 4,3 pulgadas, un tamaño equilibrado y perfecto, con una pantalla en alta definición 720p. Y lo mejor de todo es, sin duda, que lleva una memoria interna de 32 GB, la cual no se puede ampliar por medio de tarjeta microSD, eso sí. No obstante, el que cuente con una memoria interna así es, aunque puede parecer algo poco importante dado el bajo precio al que están actualmente las tarjetas de memoria, una de las características más destacables de este smartphone. Tengamos en cuenta que mi trabajo diario consiste, en gran parte, en probar aplicaciones, y para ello es un smartphone perfecto. Con 32 GB de memoria interna puedo decir que nunca he borrado una sola aplicación para liberar espacio. Y que nunca he sufrido ralentizaciones del smartphone, ni pérdida de notificaciones, por culpa de la gran cantidad de espacio ocupado. Sin duda, esa es una de las cosas que más me encantan de mi Sony Xperia S, a pesar de que no es el smartphone más actual del mundo.

Sony Xperia S

Acostumbro a llevarlo sin funda ni carcasa externa. Así he conseguido descubrir que el aluminio, cuando recibe un golpe, no se rompe, pero se deforma de una manera muy notable. La cantidad de golpes que tiene este smartphone demuestra que es bastante resistente. Incluso he esquiado con el smartphone sin ningún tipo de carcasa y ha sobrevivido. La Gorilla Glass ha conseguido que después de tanto tiempo tan solo tenga una raya en la pantalla. Como bien indican en los comentarios, no es una pantalla que cuente con un cristal Gorilla Glass, aunque sí lleva un cristal muy resistente. No obstante, Sony no ha publicado aspectos técnicos sobre el cristal. El smartphone es totalmente libre, con Bootloader desbloqueado y rooteado.

Esta es la ROM

En cuanto a la ROM que utilizo, me he acabado decantando por AOKP. Os agradezco a todos las recomendaciones que hicisteis sobre launchers y widgets que podría usar. No obstante, hace tiempo que probé una versión de AOKP que todavía tenía muchos errores y ni siquiera me dejaba utilizar la cámara. Las actualizaciones han conseguido una ROM que creo que es bastante estable y es por la que he optado. Básicamente, el diseño de la versión stock de Android me gusta mucho. Creo que Google hizo un gran trabajo con la interfaz Holo y esa fue la razón que me ha llevado a utilizar CyanogenMod durante mucho tiempo. Sin embargo, creo que AOKP es una ROM mucho más completa que CyanogenMod y me parece perfecta.

Xperia S AOKP

Sobre todo me gusta por los altos niveles de personalización. He centrado el reloj en la barra superior, y he eliminado el icono de la batería. Ahora la batería es una línea de color azul en la barra superior. Y por último, he configurado los accesos directos de la barra de notificaciones, teniendo actualmente siete: WiFi, conexión de datos, GPS, crear una red WiFi, auto-rotación, linterna y sincronización.

Así, este es mi smartphone. No es el mejor del mundo, ni el más bonito, pero cuenta con un buen diseño, con unas características que están bastante bien y creo que he elegido una ROM bastante destacable.