Nexus 5, ¿costará 300 euros u optarán por no subvencionarlo?

Escrito por Emmanuel Jiménez

El gran dilema del Nexus 5 es algo que dará mucho de qué hablar, tanto si se decanta en una dirección o en la otra finalmente. Y es que, el hecho de que Google opte por subvencionar el Nexus 5 o no puede ser determinante en todo el mercado de los teléfonos inteligentes. Una decisión que convertiría al Nexus 5 en un éxito total, podría suponer enemistarse con el resto de las compañías.

El Nexus 4 pudo ser único

La situación en la que nos encontramos es que Google tendrá que lanzar un nuevo smartphone al mercado en no demasiados meses. Y las expectativas son demasiado grandes después del Nexus 4, un teléfono inteligente de alta gama, con un precio inmejorable que, por desgracia, no ha tenido todo el éxito esperado por culpa de los constates problemas de suministro. Lo que no deja de ser irónico cuando esos problemas fueron generados, supuestamente, porque no se esperaba una demanda tan grande, a pesar de que cualquier podría haber sido capaz de predecir que era una cantidad insuficiente.

En cualquier caso, lo que parece claro es que ahora los usuarios esperan lo mismo del Nexus 5, lo que obliga a Google no solo a lanzar un smartphone de alta calidad, sino también a que el precio de este sea inmejorable, por lo que tendrían que lanzarlo al mercado sin ganarle un solo euro. ¿Cuál sería el resultado de esto? Un resultado que podría hacer que Google optara por no subvencionarlo, por ganarle dinero al teléfono inteligente, y por poner un precio más elevado al Nexus 5, de unos 600 euros. Esto haría que el Nexus 4 hubiera sido un smartphone único.

Samsung y compañía no estarían interesadas

Y es que Samsung y el resto de las grandes compañías del mercado no estarían nada interesadas en que Google lanzara un smartphone de alta gama con un precio que está al nivel de sus gama básica, ya que esto podría matar, y casi literalmente, las ventas de sus buques insignia. Pensemos que Google no ganaría nada de dinero por estos smartphones, salvo el que generaría la venta de aplicaciones. Sin embargo, no parece suficiente para enemistarse con compañías gigantes como Samsung, Sony o HTC, cuando estas ya generan dinero para la compañía de Mountain View.

Nexus

Motorola podría cambiarlo todo

No obstante, cuentan con un punto a favor, y es que el fabricante del nuevo Nexus 5 debería ser Motorola, por una razón muy simple. La compañía fue adquirida por Google, por lo que cualquier beneficio que obtuviera iría directamente a parar a las arcas de los del buscador. No es que lo que más importe sean los motivos económicos en este caso, sino más un tema de poder y dominación del mercado. Pero el hecho de que sea Motorola quien gana el dinero por fabricar el smartphone, y no LG o Samsung, es otro argumento favorable para que el Nexus 5 se siga subvencionando, ya que Google no tiene por qué querer ganar más dinero, sino vender más unidades.

Apple podría ser el gran amigo

¿Cuándo es el mejor momento para decidir enemistarse con el fabricante de móviles más grande del mundo? Cuando su mayor rival está listo para volver a entrar en la lucha por lanzar el mejor smartphone. Hablamos, cómo no, de Apple, de los creadores del iPhone, de los creadores del teléfono inteligente tal y como lo conocemos hoy. Son en este momento la compañía con mayor potencial del mercado. Su anterior buque insignia, aunque muy vendido, no ha sido nada en comparación con los anteriores, y han decidido dejar pasar el tiempo antes del gran lanzamiento. En otoño podrían volver, y robarle una gran cuota a Samsung. Obviamente, si Google quiere también luchar contra Samsung, este será el momento, de manera que la compañía surcoreana no solo no tenga por dónde salir, sino que encima esté a punto de lanzar un Samsung Galaxy Note 3, un smartphone que probablemente se quedará algo desfasado en caso de que tanto Apple como Google decidan lanzar un teléfono inteligente.

Google se convertiría en más gigante aun

Con esto, Google pasaría de ser un simple proveedor de servicios a ser también un fabricante. Y no un fabricante de cualquier smartphone, sino del mejor del mundo en relación calidad/precio. Esto sería algo peligroso, ya que les daría un dominio increible sobre el mercado y permitiría que tan solo algunas compañías pudieran optar por entrar en la lucha. Veremos qué ocurre con el paso del tiempo y si finalmente Google toma una simple decisión que podría ser decisiva, si subvencionar el Nexus 5 o no hacerlo.