Jelly Bean en Sony Xperia S: un gran salto cualitativo [Review]

Escrito por Emmanuel Jiménez

Como ya sabéis, el Sony Xperia S se está actualizando después de mucho tiempo a Android 4.1.2 Jelly Bean de manera oficial. Aunque hemos hablado de ROMs como MIUI o AOKP con Jelly Bean para el Sony Xperia S, lo cierto es que la nueva versión oficial ha mejorado muchísimo, y podemos decir que es una de las mejores opciones si tenéis el terminal que fuera buque insignia a comienzos de 2012.

El salto cualitativo ha sido inmensamente grande entre la versión basada en Android 4.0 Ice Cream Sandwich y la versión basada en Android 4.1.2 Jelly Bean. Si hacéis memoria, podréis recordar que el Sony Xperia S llegó inicialmente con Android 2.3 Gingerbread, por lo que el cambio que ha experimentado a lo largo de poco más de un año ha sido muy notable. Hemos tenido que esperar mucho desde que la compañía americana Google anunciara la nueva versión Jelly Bean hasta que Sony ha lanzado un firmware basado en esta versión, pero se puede afirmar que la espera ha merecido la pena.

Un smartphone mucho más veloz

El Sony Xperia S ahora es mucho más ágil que antes, mucho más rápido. La última actualización supone un beneficio muy destacable sobre la anterior versión. La respuesta de la pantalla es inmediata, y prácticamente no se percibe ningún retardo. Si erais de los que antes ya teníais versiones como CyanogenMod o AOKP, no notaréis una gran diferencia con la versión oficial, y eso ya está muy bien, pero si encima venís de una versión oficial anterior, entonces sí que veréis como el rendimiento ha mejorado muchísimo. Un punto muy positivo.

Sony Xperia S JB 4

Una gran estabilidad

Por supuesto, la gran ventaja de una ROM oficial es que la estabilidad es mucho mayor. Mientras que CyanogenMod y AOKP nos ofrecían la posibilidad de contar con Jelly Bean mucho antes de que estuviera disponible de manera oficial para el Sony Xperia S, también hacían que el funcionamiento del smartphone fuera muy inestable, y que diera errores en muchas ocasiones. En este caso no ocurre, obviamente, y el funcionamiento es perfecto.

Sony Xperia S

El teclado ha mejorado

Una de las cosas que menos me gustan de Android es su teclado. De hecho, hasta tal punto ha llegado a no gustarme que llevaba uno que imitaba al del iPhone. Sin embargo, el nuevo teclado del Sony Xperia S con Jelly Bean parece mucho mejor. La respuesta del mismo es la correcta, y no es fácil equivocarse al pulsar teclas. La apariencia está bastante cuidada, y las teclas que aparecen encima del teclado nos permiten utilizar los símbolos sin tener que dar ningún paso adicional.

Pantalla de bloqueo renovada

También destaca mucho la nueva pantalla de bloqueo, con un nuevo diseño, pero conservando el minimalismo que tanto caracteriza a Sony. Nos encontramos con un estilo muy elegante, pudiendo desbloquear la pantalla deslizando hacia arriba o hacia abajo, y con una animación de persiana para estilizar el aspecto y hacer que la pantalla reaccione al movimiento. De igual manera, también incluye dos accesos directos en los laterales del reloj, para la cámara de fotos y para iniciar la música.

Sony Xperia S

Una ventana de notificaciones más útil

La ventana de notificaciones también ha sido una de las modificaciones más importantes. Imitando a Android y a muchas de las ROMs que hay disponibles, han incluido una barra de herramientas en la sección superior, que nos permite controlar el sonido, el Bluetooth, el WiFi y la conexión de datos. Además, podemos también acceder a los Ajustes del smartphone. Sin embargo, una pega es que no nos permita personalizar esta barra, aunque cuenta con un widget en pantalla donde controlar una mayor cantidad de opciones.

Ahora ya incluye Small Apps

Otra de las grandes características es la inclusión de las Small Apps. Si mantenemos pulsado el botón de menú daremos inicio al menú de aplicaciones en ejecución, desde el cual podemos cerrar estas. Pero ahora, además, también podemos ejecutar Small Apps, pequeñas aplicaciones de funcionamiento básico, como son la calculadora, las notas, o el temporizador. Podemos, también incluir aplicaciones en esa lista. Lo mejor es que estas apps se inician y no ocupan toda la pantalla, sino que podemos utilizarlas en una sección marginal. Ya hay alternativas en Play Store para esto, pero el funcionamiento de las Small Apps es realmente bueno, y eso es lo destacable.

Sony Xperia S

Estabilidad vs Personalización

La nueva ROM es muchísimo más estable que alternativas como CyanogenMod y AOKP, pero como podéis imaginar, es mucho menos personalizable, ya que está mucho más delimitada por Sony. En cualquier caso, es una gran opción para no complicarse. Sony lo configura de una manera elegante y minimalista, mucho más que Samsung, por ejemplo. Si preferimos que el smartphone sea estable, y que funcione de una manera perfecta, entonces Android 4.1.2 Jelly Bean para el Sony Xperia S es la mejor opción.

¿Cómo instalar Android 4.1.2 Jelly Bean en el Sony Xperia S?

Ya hemos hablado anteriormente de cómo podíais hacerlo. Por un lado, si tenéis un terminal no rooteado, podéis optar simplemente por conectar vuestro smartphone a un ordenador que cuente con PC Companion, o con Bridge si se trata de un Mac, y comprobar nuevas actualizaciones de software. Por otro lado, si tenéis Root, y no queréis perderlo, y además tenéis un Recovery instalado, y sabéis cómo instalar ROMs, entonces podéis optar por descargar la versión que encontráis en los foros de XDA Developers, que es la versión oficial, pero prerooteada, y de la que ya os hablamos hace unos días.