El Samsung Galaxy S5 será de aluminio; se preparan las fábricas

Escrito por Emmanuel Jiménez

Muchas veces hemos oído que el nuevo dispositivos estrella de Samsung iba a llegar con una carcasa de metal. Sin embargo, la compañía surcoreana siempre ha acabado optando por el plástico. No obstante, esta vez sí que hay motivos para pensar que el nuevo buque insignia, el Samsung Galaxy S5, será de aluminio. La compañía ya está preparando la cadena de producción.

Desde el Samsung Galaxy Note 2, pasando por el Samsung Galaxy S4, ya se decía que iban a ser fabricados de metal, que la compañía surcoreana había apostado por una fabricación de mayor nivel. Sin embargo, HTC y Sony han fabricado smartphones de aluminio de alta calidad antes que Samsung, a pesar de que esta última es el fabricante de móviles más grande del mundo. Aun así, parece que esta vez sí es verdad que la compañía contará con un nuevo buque insignia fabricado con una carcasa de metal. Y el Samsung Galaxy S5 sería solamente uno de los smartphones fabricado en aluminio, pues serán más los terminales que se fabricarán con este material.

Samsung Galaxy S5

Es más, no solo sabemos que el nuevo Samsung Galaxy S5 sería fabricado con aluminio, sino que además la compañía estaría actualmente preparando las cadenas de producción, algo lógico si tenemos en cuenta que el uso de este material se convertiría en el estándar de cara al próximo año 2014. Esto no significa que ya no se vayan a lanzar smartphones de plástico, algo que seguirá ocurriendo probablemente con los teléfonos de gama básica. Sin embargo, parece que Samsung ha encontrado la manera de fabricar terminales de aluminio sin que suponga un coste demasiado elevado. Probablemente el Samsung Galaxy S4 Active, fabricado con carcasa metálica, ha servido como prueba para lo que el año que viene será algo común en los smartphones de la compañía.

No obstante, nunca está de más tener en cuenta que todavía podría haber cambios de cara al próximo año. Siempre que se lanza un nuevo Galaxy S o Note ocurre lo mismo, que hay problemas de suministro, y que no consiguen cumplir con los plazos, lo que les obliga a tener que cambiar componentes para acelerar el proceso de fabricación. No sabemos si esta vez ocurrirá igual pero todavía habrá que esperar unos meses hasta que sepamos algo concreto sobre el Samsung Galaxy S5.


Comentarios