El Samsung Galaxy Note 3 es el mejor smartphone del mercado actual

Escrito por Emmanuel Jiménez

¿Qué hace que un smartphone sea de mayor calidad que otro? Entre los grandes terminales suele ser cuestión simplemente de pequeños detalles. Pero el Samsung Galaxy Note 3 ha dado un salto cualitativo. Es el primer smartphone de la nueva generación. El precursor de lo que llegará en 2014.

Hace unos meses publiqué un artículo en el que decía que el Samsung Galaxy S4 me parecía el mejor smartphone que había probado nunca. Muchos estarían de acuerdo, y muchos otros expresaron su desacuerdo, opinando que había otros mejores, como el HTC One. Eso es algo muy probable, pues también se trata de un smartphone de alta gama, de una calidad impresionante, y los pequeños detalles que me hacían decantarme por el terminal de los surcoreanos podían ser los que a otros les hicieran elegir el HTC One. Sin embargo, en el caso del Samsung Galaxy Note 3 es diferente, ha llegado al siguiente nivel.

Hasta el momento, Samsung había lanzado el Galaxy S como el buque insignia, y el Galaxy Note como otro smarthpone insignia pero con menor importancia, algo totalmente lógico. Pero este año ha sido diferente. El Samsung Galaxy Note 3 va a ser tan importante como el Galaxy S4. Quizá sea simplemente por los tiempos en los que vivimos, en los cuales las pantallas del Note y el S ya son casi la misma. Sea como sea, los surcoreanos han apostado muy fuerte por el Galaxy Note 3, y por eso han conseguido lanzar el que será el mejor smartphone del mercado actual.

20130906-225417.jpg

Y es que, con un procesador inmejorable, como es el Qualcomm Snapdragon 800, Samsung podría haber considerado que ya era suficiente, pero no ha sido así. Han decidido optar por implementar una memoria RAM de 3 GB, en lugar de una memoria de 2 GB. Esto significa que en términos de capacidad de procesos acumulados el Galaxy Note 3 será más solvente que otros terminales. Y no estamos hablando de una cualidad poco importante, sino probablemente de una de las más relevantes a la hora de evaluar el rendimiento de un smartphone. Damos mucha importanccia al procesador, cuando en realidad este solo nos puede dar potencia suficiente para ejecutar un proceso a una mayor velocidad en concreto. No obstante, la memoria RAM permite que el funcionamiento del teléfono inteligente sea perfecto durante una cantidad de tiempo prolongado. Básicamente, el procesador lo podemos comparar a la velocidad punta de un atleta, mientras que la memoria RAM es la resistencia. A mayor memoria RAM, mayor cantidad de procesos es capaz de soportar simultáneamente.

Si alguna vez has tenido un smartphone Android de gama básica, habrás visto que va lento, que el teclado tarda en reaccionar, que las letras no aparecen cuando las pulsas, o que las pantallas tardan en cargarse. Esto es por culpa de una memoria RAM deficiente. De hecho, memorias RAM de menos de 512 MB no pueden ejecutar Jelly Bean con solvencia. Por ello, una memoria RAM es realmente relevante si queremos un smartphone de alto nivel con un rendimiento sobresaliente. EL Samsung Galaxy Note 3 cuenta con una memoria RAM de 3 GB, la mayor con la que cuenta un teléfono inteligente en el mercado. Y no hablamos de cualquier cosa. Los ordenadores de hace unos años tenían memorias RAM de menor capacidad y ejecutaban programas como Photoshop.

Un procesador lento podría hacer que 3 GB de RAM no valieran para nada, pero es que además lleva el mejor procesador móvil que hay disponible ahora mismo, el Snapdragon 800.

Incluso en lo relativo al diseño Samsung ha decidido mejorar los materiales, optando por piel para la carcasa trasera. Parecía que el Samsung Galaxy Note 3 no sería tan importante, sino que sería el último que la compañía lanzaría antes de renovar toda la línea de teléfonos inteligentes. Sin embargo, estamos ante el mejor terminal del mercado.