Comparativa: iPhone 5S vs Samsung Galaxy S4

Escrito por
Samsung

El nuevo iPhone 5S acaba de ser presentado en el evento que Apple ha celebrado en San Francisco. El smartphone de los de Cupertino llega después de un año sin presentar ningún teléfono inteligente y haciendo compañía a otro lanzamiento novedoso, el iPhone 5C. Comparamos el nuevo buque insignia de Apple con el del Samsung en esta comparativa: iPhone 5S vs Samsung Galaxy S4.

Procesador y memoria RAM

Poco importa este aspecto, en realidad, si hablamos de comparar a los dos smartphones. Nos encontramos con terminales con sistemas operativos muy diferentes, y cuyo rendimiento no depende del procesador únicamente, sino también de cómo hace uso del mismo el propio sistema operativo. Por ello, no vamos a hacer mucho hincapié en este sentido. El iPhone 5S cuenta con un nuevo procesador A7 capaz de alcanzar una frecuencia de reloj de 1,7 GHz, así como con una memoria RAM de 1 GB. Es el primer procesador de 64 bits con el que cuenta un smartphone. El Samsung Galaxy Note lleva un procesador Qualcomm Snapdragon 600 y una memoria RAM de 2 GB. Sin embargo, las diferencias en valores teóricos no importan en este caso, pues el rendimiento podría variar mucho al final. En realidad, con dos smartphones de alto nivel, este aspecto no debe ser determinante a la hora de optar por uno o por otro, pues las semejanzas serán totales.

El nuevo iPhone 5S contará con un segundo procesador capaz de estar constantemente monitorizando datos de los sensores de movimiento, así como de los de luminosidad y acelerómetros. Es un sistema inteligente muy semejante al del Motorola Moto X, y que ya se esperaba para este nuevo iPhone 5S.

iPhone 5S

Pantalla

Aquí la situación sí cambia muchísimo. La pantalla no depende de ningún otro componente. El tamaño de la misma, así como la resolución, son determinantes a la hora de evaluar la calidad de un smartphone. En el caso del iPhone 5S, no se ha modificado el tamaño de pantalla, un craso error. Sigue contando con un display de cuatro pulgadas que no se acerca ni siquiera a los smartphones de pequeño tamaño como el Samsung Galaxy S4 Mini. La resolución de la pantalla es la misma, siendo una Retina Display. Así, nos encontramos con una resolución de 1136 por 640 píxeles, lo que deja una densidad de píxeles de 326 píxeles por pulgada. El Samsung Galaxy S4 lleva una pantalla de cinco pulgadas que es Full HD. La resolución de la pantalla es de 1920 por 1080 píxeles, con una densidad de píxeles de unos 440 píxeles por pulgada. En todo, la pantalla del Galaxy S4 es mejor que la del iPhone 5S.

Por otro lado, la tecnología que utilizan ambas pantallas también es diferente. Mientras que el iPhone 5S tiene un display IPS, el Samsung Galaxy S4 tiene una pantalla Super AMOLED HD. En este caso, la decisión es del usuario, pues unos prefieren la intensidad de colores de la pantalla LCD IPS del iPhone 5S, mientras que otros optan por la clásica AMOLED con mayor profundidad de colores oscuros.

Cámara

La cámara que lleva el nuevo iPhone 5S también es una novedad. Como ya ocurrió en el paso a los nuevos iPhone, se trata de una cámara iSight, con una construcción que permite captar una mayor cantidad de luz, aunque mejorada, pues ahora el sensor que lleva es de 13 megapíxeles. La cámara del Samsung Galaxy S4, por su parte, también es de 13 megapíxeles. Ambas pueden grabar en Full HD 1080p, por lo que estamos hablando de dos cámaras de alta calidad.  No obstante, la cámara de Apple cuenta con una apertura de F2.2, con una píxel de 1,5 micras. Además, lleva un doble flash, con distintos colores, de manera que podemos elegir la temperatura de la luz del flash que queremos generar. En realidad, salvo en el flash, no hay demasiada diferencia en este sentido.

Diseño

Si por algo suele destacar Apple es por contar con un diseño inigualable. Sin embargo, no hay sorpresas. Si hablamos de smartphones, podemos decir que Apple no presenta un nuevo diseño para su buque insignia desde hace ya unos cuantos años. Este iPhone 5S es muy semejante al iPhone 5, aunque con algunas variaciones, sobre todo en lo que respecta al color. Antes nos encontrábamos dos modelos, uno blanco y otro negro, que abandonaron el cristal del iPhone 4, para adoptar una placa metálica mate del mismo color del smartphone. Ahora el cambio está simplemente en la placa metálica que pasa a ser de otro color. El iPhone 5S de color blanco lleva los accesorios metálicos en color dorado. El modelo negro cuenta con los accesorios metálicos en color grafito.

Mientras, el Samsung Galaxy S4 sigue siendo un smartphone de plástico. Es verdad que el diseño ha mejorado, pues prácticamente desaparece el frontal, y lleva una carcasa que simula el efecto del metal. Eso sí, es más resistente a los golpes que el iPhone 5S. Aunque es fácil que al llevarse un golpe se deforme, lo cierto es que es complejo que un golpe rompa la pantalla. Al menos, es mucho más difícil que en el caso del iPhone 5S, con una construcción realmente ligera.

Sistema operativo

Siempre nos encontramos grandes diferencias de sistema operativo al comparar los dos smartphones. El Samsung Galaxy S4 es conocido, y lleva Android 4.2.2 Jelly Bean, con todas las ventajas del sistema operativo de Google. Además, incluye una completa suite que nos permite optar por opciones como Multiwindow, además de otros sistemas automáticos, tales como el Smart Scroll, o Smart Stay. Pronto actualizará a Android 4.3 Jelly Bean, probablemente en octubre. El iPhone 5S cuenta con iOS 7, y se trata del primer smartphone lanzado al mercado con esta versión del sistema operativo. Jony Ive ha rediseñado completamente el mismo dejando atrás el skeumorfismo para optar por un diseño más minimalista.

El nuevo iPhone 5S llevará un detector de la huella dactilar para desbloquear el smartphone. Con este escáner podemos acceder al terminal, y podemos ahorrarnos el tener que poner la contraseña. Este detector está en el botón principal del iPhone 5S.

iPhone 5S huella dactilar

Memoria y batería

No hay novedades en lo que respecta a la memoria. Las dos compañías han apostado por tres versiones distintas, por lo que podemos optar por memorias de 16, 32 ó 64 GB. Obviamente, cada versión encarece el precio del smartphone.

En lo que a la batería se refiere nos encontramos con una unidad de 2.600 mAh. Según Samsung, esta batería ofrece una autonomía en espera de 370 horas, y una autonomía en conversación de 17 horas. No solemos utilizar estos datos como referencia, pero ocurre lo mismo que con el procesador. No podemos medir el rendimiento por los datos teóricos, pues Apple no suele decir cuál es la capacidad de las baterías. Sin embargo, sí ha confirmado que la batería del iPhone 5S tendrá una autonomía de 250 horas en standby, notablemente menos que el smartphone de lo surcoreanos.

Precio

Si hablamos de precios, no podría haber mayor diferencia. El Samsung Galaxy S4 se puede conseguir ya por medio de 500 euros, estando a la venta por unos 450 euros en algunas tiendas. Sin duda, se trata de un gran smartphone para tener un precio de ese tipo. Sin embargo, el iPhone 5S no varía su precio, y menos después de que Apple haya lanzado un iPhone 5C barato. Así, puede comprarse por 199 dólares con un contrato de dos años. Un precio demasiado alto que no varía demasiado con respecto a lo visto en otros años. Conforme aumentamos la capacidad de la memoria, el precio asciende otros 100 euros por cada salto.

Conclusiones

Lo que sí está muy claro es que el iPhone 5S, a pesar de ser un smartphone de alto nivel, todavía tiene algunas carencias importantísimas. La pantalla de cuatro pulgadas es demasiado pequeña, y su batería tampoco es de alta capacidad. Y todo eso por no hablar del precio que tiene el smartphone, muy superior al del Galaxy S4.


Continúa leyendo

Comentarios