Por qué Android no necesita lectores de huella dactilar

Escrito por Emmanuel Jiménez

Si somos justos con Apple, no podemos decir que no han innovado nada. Han innovado en su procesador y en su lector de huella dactilar. Probablemente, esto último es lo único realmente novedoso. Ahora bien, ¿realmente hace falta un lector de este tipo? Puede que en iOS 7 sí, pero desde luego no tiene mucha utilidad en un smartphone Android.

En primer lugar, deberíamos preguntarnos para qué vale un lector de huellas dactilares. Se trata, únicamente, de un dispositivo de autenticación que de momento está muy poco expandido. Es decir, que sirve para que con nuestra huella dactilar podamos demostrar que somos nosotros y nadie más. Lo mejor es que nadie puede tener nuestra huella dactilar, por lo que es una contraseña única e intransferible. Hasta ahí todo es muy cierto y muy positivo. Pero parémonos a pensar en cuántas ocasiones tenemos que poner la contraseña en Android. En mi caso al menos, prácticamente nunca.

Lo que sí permite el iPhone 5S es que si el smartphone nos lo roban, nunca se pueda utilizar, puesto que no tienen nuestra huella dactilar. Sin embargo, hay herramientas de seguridad semejantes a estas que nos permiten que tener posibilidades parecidas.

20130912-163730.jpg

La huella dactilar es una contraseña peligrosa

Y no se trata simplemente de que no sea útil, porque en parte lo es. Aunque es cierto que hay herramientas semejantes, no son tan eficientes como el lector de huella dactilar. Pero pensemos en los posibles problemas de este lector. Apple asegura que los datos se guardan en el smartphone. Por tanto, la huella dactilar no estará registrada en los servidores de Apple. Ningún ataque informático podría hacer que todos tuvieran acceso a nuestra huella dactilar. Pero eso es lo que Apple dice. ¿Acaso los de Cupertino no han cometido errores graves con sus dispositivos? ¿Qué ocurrió con las antenas del iPhone 4? ¿Nos imaginamos lo que ocurriría si una actualización de Apple permitiera acceder a la huella dactilar de los usuarios?

Supongamos que Apple consigue que las aplicaciones bancarias, servicios como PayPal o las cuentas que tenemos en tiendas online, nos autentiquen por medio de la huella dactilar. Un fallo de seguridad hace que unos hackers consigan nuestra huella dactilar. ¿Qué podemos hacer? Una contraseña común solo tendría que cambiarse. Pero, ¿qué vamos a hacer con la huella dactilar?

Y aun hay más. Si jailbreakeamos el iPhone ya estamos permitiendo que otros desarrolladores no autorizados por Apple desarrollen apps que nosotros instalemos en el smartphone. ¿Y si una aplicación no es segura?

Android no necesita un sistema de huella dactilar. De momento, los sistemas de contraseñas comunes son mucho más seguros. O por lo menos, no tienen tantos riesgos.