Apple demuestra que su iPhone 5s tiene más errores más que un Android

Apple demuestra que su iPhone 5s tiene más errores más que un Android

Emmanuel Jiménez

Los fanboys (entre los cuales quizá me tenga que incluir) han criticado muchísimo a Android durante muchos años por ser menos estable que iOS, por tener más errores que lo smartphones de los de Cupertino. Sin embargo, el nuevo iPhone 5s parece demostrar lo contrario. El buque insignia de Apple se reinicia y muestra un pantallazo azul.

Sí, y solo falta que cuando se encienda esté activado el buscaminas y tengamos que superar el nivel para poder desbloquear el smartphone, o que los iconos empiecen a caer formando arcos, al más puro estilo del solitario que ya existía en blanco y negro con Windows 95. Sea como sea, parece que Apple ha querido llevar el minimalismo al grado supremo. Ahora ya no tienes que reiniciarlo cuando se bloquea. Se reinicia solo y te muestra una pantalla azul, que quiere decir que tires tu móvil al mar y te compres un Android. Fuera de bromas, parece que el problema del pantallazo azul que muestra el iPhone 5s se produce cuando se está editando un documento en multitarea. Posiblemente sea solo un error de iWorks, que ahora se ofrece de manera gratuita, pero es gracioso que aparezca este error cuando Apple siempre ha sido una compañía que lanzaba smartphones que no tenían errores.

iPhone 5s pantallazo azul

Y es todavía más curioso si tenemos en cuenta la inmensa cantidad de distintos iPhones que han presentado en el último año. Dos. Tan solo han lanzado dos smartphones, en el plazo de un año, y no han podido comprobar cómo funcionaba iWorks, una aplicación que ahora iban a usar miles y miles de usuarios, en el smartphone.

En cualquier caso, lejos de querer ser tan críticos con Apple, es normal que ocurran este tipo de errores. Pero si es normal, es normal para todos, no únicamente para Apple cuando los comete. Porque parece que Android es un sistema operativo mucho más inestable que iOS, cuando en realidad, hoy en día eso ya no es así.