El Samsung Galaxy S4 comienza a actualizar a Android 4.3 Jelly Bean

Ha tardado un poco, pero por fin el buque insignia de la compañía surcoreana, el Samsung Galaxy S4, ha comenzado a actualizar a Android 4.3 Jelly Bean. Y la actualización ha comenzado en Europa, estando ya disponible en algunas regiones del continente. Podría ser cuestión de tiempo que la recibamos en España.

Tal y como Samsung prometió cuando presentó el nuevo Samsung Galaxy Note 3 con Android 4.3 Jelly Bean, el Galaxy S4 también va a actualizar a la que actualmente es la última versión, a la espera del lanzamiento oficial de Android 4.4 KitKat. La que es la última versión de Jelly Bean, ya puede ser instalada en los terminales de la región de Alemania, siendo de momento los únicos que tienen disponible la actualización. Parece que España también es uno de los países que debería recibir la actualización próximamente, por lo que no habrá que esperar demasiado en nuestro país, pudiendo ser cuestión de días, o incluso de horas.

Entre las novedades de la actualización, nos encontramos con que ahora el terminal responde mejor que antes, y eso que ya antes se comportaba de una manera bastante fluida. Y aunque Samsung nunca ofrece un registro de las novedades que incluye en sus actualizaciones, sí que vamos a analizar las nuevas características del smartphone.

Para empezar, ahora ya ofrece soporte OpenGL 3.0, la nueva especificación del sistema de creación de gráficos tan utilizado para el desarrollo de videojuegos y aplicaciones. El iPhone 5s, y el Nexus 7 nuevo, entre otros, ya incluyen este tipo de soporte, y es algo destacable que el Samsung Galaxy S4 también lo incluya con la nueva actualización.

Samsung Galaxy S4 Jelly Bean

Aquellos que tengan un Samsung Galaxy Gear, ahora también podrán utilizarlo en compatiblidad con el Galaxy S4. Anteriormente era compatible únicamente con el Galaxy Note 3. Sin embargo, la nueva actualización ya incluye soporte para Bluetooth 4.0, que es el protocolo que utiliza el reloj inteligente.

Ahora también incluye soporte para TRIM. Una orden TRIM permite que una memoria flash sepa qué secciones de memoria ya no están en uso, algo que era imposible antes para las memorias SSD. Esto hará que el smartphone sea mucho más rápido cuando tenga que utilizar datos desde la memoria, algo que hace en todo momento, pero que será más perceptible cuando una determinada acción requiera utilizar muchos datos de la memoria. Por cierto, también hay soporte ANT+, una tecnología de conectividad inalámbrica utilizada principalmente para dispositivos monitorizadores, como cardiómetros, cuentakilómetros, etc.

La implementación de KNOX era algo totalmente esperado. El nuevo sistema incluye bootloader y aplicación dedicada. Es el nuevo sistema de seguridad de Samsung, que podría presentar problemas para rootear el terminal, aunque eso habrá que verlo con el paso del tiempo y con los futuros lanzamientos. Asimismo, también ahora se incluye Samsung Wallet, para realizar pagos desde el smartphone.

Aparte de esto, hay algunas mejoras técnicas importantes, como una optimización en la gestión de la memoria RAM, o una mejora en los colores de la pantalla, que ahora pasa a ser mucho más nítida. El launcher TouchWiz redibuja muchas menos veces, y así se reduce el lag en los desplazamientos. Además, hay tres nuevas aplicaciones importantes, tales como el navegador y el teclado, así como un nuevo firmware para la cámara, y un nuevo modo lectura. Todo esto sin olvidar las pequeñas modificaciones realizadas en algunas modificaciones realizadas en la interfaz gráfica del smartphone.

Como es obvio, los cambios que llegan con Android 4.3 Jelly Bean son más a nivel técnico que a nivel visual, algo obvio, pues en realidad no ha sido un gran cambio en el sistema operativo, como sí podría serlo el paso a Android 4.4 KitKat. Sin embargo, son mejoras necesarias para un smartphone que se ha quedado un poco anticuado en el mercado si lo comparamos con los componentes de los nuevos buques insignia de las compañías, pero que ofrece un rendimiento realmente destacable.

Para comprobar si hay actualizaciones y actualizar en el momento en que esté disponible tendremos que conectar el smartphone a Samsung Kies, o bien ir comprobando periódicamente si la actualización OTA está disponible. Para ello, solo tenemos que ir a Ajustes > Pestaña “Más” > Acerca del teléfono > Actualización de software > Actualización.