El procesador de 64 bits del Samsung Galaxy S5, ya está listo

El procesador de 64 bits del Samsung Galaxy S5, ya está listo

Emmanuel Jiménez

El Samsung Galaxy S5 ya está en el punto de mira de la compañía surcoreana para convertirse en el smartphone estrella del próximo año. Es importantísimo que su calidad sea la suficiente como para batir al iPhone 5s de Apple, e incluso para aguantar al iPhone 6 que llegará después. Su procesador sería clave, y parece que ya está listo. Será de 64 bits, y con ocho núcleos capaces de funcionar de manera simultánea.

El procesador del Samsung Galaxy S5 se ha convertido en uno de los principales factores a tener en cuenta por parte de la compañía, y más cuando la principal novedad del iPhone 5s fue su procesador A7 capaz de operar en 64 bits, una capacidad que hasta el momento solo habíamos visto en ordenadores y supuso un gran avance en este campo. Ya hemos dicho muchas veces que los procesadores de 64 bits comenzará a demostrar el avance que suponen cuando pase un tiempo, y no ahora, pero es importantísimo que los smartphones de alta gama ya cuenten con estos de cara al futuro. Aunque ya sabíamos que Samsung estaba trabajando en dicho procesador, ahora se dice que el procesador, el denominado como Exynos 6, ya está casi terminado. La labor de desarrollo más compleja parece estar finalizada, quedando solamente algunos aspectos técnicos que tratar, así como todo lo relacionado con la logística del mismo.

Samsung busca proveedor de carcasas metálicas ¿serán para el Galaxy S5?

Sea como sea, parece que Samsung ya tiene listo el procesador que permitirá al Samsung Galaxy S5 competir con el smartphone de los de Cupertino. Este nuevo procesador, además de operar en 64 bits, contaría con ocho núcleos, capaces de funcionar de manera simultánea para obtener el máximo potencia. Sin embargo, se sabe que esto lo haría gastando la mitad de energía que gasta el actual Exynos 5. Todo sería gracias a la tecnología con la que ha sido fabricado, de 14 nanómetros. Con componentes de menor tamaño, el calentamiento es menor, el rendimiento es mayor, y el aprovechamiento de energía es óptimo. De momento, eso sí, todavía habrá que esperar un poco. Samsung podría presentar el Galaxy S5 el próximo año, pero será antes de lo normal, pudiendo lanzarse en los meses de febrero, marzo o abril.