Samsung simplifica y aclara cómo funciona su nuevo bloqueo regional

Desde el lanzamiento del Samsung Galaxy Note 3, una de las principales sorpresas desagradables que han acompañado a la tercera generación del phablet surcoreano ha sido la existencia del sistema de bloqueo regional implementado por la firma asiática en el mencionado modelo y en otros muchos dispositivos producidos desde julio de este mismo año y que cuenten con Android 4.3 Jelly Bean. Tras la polémica surgida desde su aparición y después de haber explicado primero en qué consistía y haber admitido después que dicho sistema llegaba a ser un problema, Samsung ha terminado optando por simplificar y explicar su nueva política de bloqueo regional.

El dato principal que extraemos de la explicación remitida por Samsung Alemania es que el bloqueo regional desaparece tras cinco minutos de llamadas telefónicas – no son válidas las llamadas VoIP – realizadas o recibidas con una tarjeta SIM de la región en la que se ha adquirido el terminal. De este modo y si por ejemplo habéis comprado un Galaxy Note 3 en España, tan sólo tendréis que introducir en él una tarjeta SIM de cualquiera de los operadores que trabajan en suelo español (aunque también valdría de otro país de los que integran la región europea, según Samsung), realizar o recibir más de cinco minutos de llamadas telefónicas et voilà: vuestro dispositivo ya será libre para utilizar tarjetas SIM de cualquier región del planeta aunque no sea la suya de origen.

Samsung simplifica y aclara cómo funciona su nuevo bloqueo regional

¿Para qué sirve entonces el bloqueo regional de Samsung?

La razón es muy simple y se debe a la intención de Samsung de poner freno a la importación de dispositivos de una región a otra aprovechándose de los distintos precios existentes en unos y otros mercados. Aún así, el bloqueo regional consiguió dañar en un principio a esos importadores interesados en adquirir el terminal deseado al mejor precio posible – vaya, parece ser que para esto sí les resulta molesta la globalización de mercados -, pero también se llevó por delante a esos usuarios que necesitan poder disponer de su smartphone o phablet a pleno rendimiento y en diferentes regiones del mundo.

De todas formas, la compañía afincada en Seúl sigue aconsejando acudir o telefonear a sus centros de atención al cliente en el caso de que se continúen detectando problemas con el bloqueo regional del dispositivo.

Por otro lado y de cara a los poseedores de alguno de los dispositivos Samsung que están esperando actualización oficial a Android 4.3 Jelly Bean (Galaxy S3, Galaxy S4, Galaxy Note 2 y Galaxy S4 Mini), quisiéramos recordaros que tanto Samsung KNOX como el bloqueo regional forman parte de la personalización que la compañía surcoreana implementa sobre la mencionada versión del sistema operativo móvil de Google. Nosotros os informamos, pero queda en vuestra mano la decisión de si merece o no la pena el descargar e instalar el nuevo firmware.

Por cierto y por si os pudiera resultar de interés, la región europea a ojos de Samsung la componen los siguientes países: Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Rumania, Eslovaquia, Eslovenia, España, Suecia, Reino Unido, Suiza, Croacia, Albania, Andorra, Bielorrusia, Bosnia y Herzegovina, Macedonia, Moldavia, Mónaco, Montenegro, San Marino, Serbia y El Vaticano.

Samsung simplifica y aclara cómo funciona su nuevo bloqueo regional

Fuente: AllAboutSamsung Vía: Unwiredview y GSMarena