Así es cómo Google+ se va a convertir en el centro de tu vida

Así es cómo Google+ se va a convertir en el centro de tu vida

Emmanuel Jiménez

Lo queramos o no, Google+ es la red social de la compañía de Mountain View que ha llegado para quedarse. Y sí, para quedarse de verdad, porque el futuro de Google es precisamente Google+. Quizá esa fue la razón por la que eligieron ese nombre para dicha red social, porque iba a ser mucho más que eso. Será el centro de tu vida.

Salvo si algo acaba con el mundo en el que vivimos, lo más probable es que Google+ acabe convirtiéndose incluso en nuestro navegador a Internet, en el medio que utilicemos para navegar. Y es que, aunque parezca mentira, es el producto central de la compañía. Allí está nuestra cuenta de Google, que a su vez es la que utilizamos para descargar aplicaciones. También es la cuenta que utilizamos para ver vídeos en Youtube, o para publicar comentarios. Es la misma cuenta que tenemos que utilizar para usar servicios como Google Drive o Gmail. ¿A dónde tenemos que ir para realizar ajustes en esa cuenta?

Google+ es el centro

Eso que decimos que es una red social, que en realidad es Google+, sin más títulos que ese, es el agua y la electricidad de una vivienda, es lo que permite que todo lo demás funcione. Y si nos paramos a pensarlo, nos damos cuenta de que absolutamente todo gira alrededor de eso. Si no es así, es que no pasamos el suficiente tiempo en Internet. Si queremos acceder a Youtube y subir un vídeo necesitamos una cuenta en Google, una cuenta que al final acaba siendo accesible desde Google+. Si queremos tener una web y analizar los datos de la misma, entonces también tenemos que tener nuestra cuenta. Es más, si queremos que nuestro SEO sea bueno, tendremos que aceptar una serie de requerimientos no oficiales de Google, que todos sabemos que hay que cumplir para aparecer en los primeros puestos en búsquedas. Algo que ayuda es tener un perfil en Google+ con una fotografía personalizada, publicar regularmente, tener círculos creados y añadir contactos. O sea, si queremos una web que funcione de verdad, necesitamos utilizar Google+.

No es una mala red social

Como plataforma, no podemos decir que Google+ sea una mala red social. De hecho, comparada con Facebook podemos decir que tiene muchas ventajas, aunque quizás algunos también vean muchas desventajas. Sea como sea, contamos con un buen diseño, con características similares a las de Facebook, con medios de comunicación para hablar con otros usuarios, y con un buen funcionamiento. ¿Y todo para qué? Para que una vez que los usuarios se vean casi obligados a utilizar Google+, les acabe gustando.

Google+

Google+ es el futuro de Google

Pero además de todo eso, Google tiene entre sus planes que Google+ sea el futuro de la compañía. Steve Grove, directo de acuerdos de Google+, ha sido claro con respecto a la compañía y al servicio, afirmando que “han estado consolidando diferentes servicios, consiguiendo que el buscador, YouTube o la tienda de aplicaciones Google Play, estén conectadas a Google+”. Y ha finalizado explicando que “la razón de todo esto es que Google+ es la futura versión de Google”.

Parece muy claro que la compañía prevé un futuro muy prometedor para lo que hoy es una red social, pero mañana podría ser el centro neurálgico de cualquier usuario que se conecte a Internet.

El móvil es el siguiente paso

Sin embargo, todavía queda un paso más para convertir Google+ en el verdadero futuro de Google, y es su salto a la movilidad. Steve Grove habla del “vídeo en directo, desde el propio móvil”. El poder emitir en directo algo que estemos grabando con nuestro smartphone. En realidad, tiene todo el sentido del mundo. ¿Por qué han triunfado servicios como Twitter? Porque su capacidad como plataforma informativa ha sido brutal. Supera a cualquier medio tradicional. Pero Google+ podría superar a Twitter. Hoy en día se utilizan incluso vídeos de YouTube en los informativos, capturados por usuarios que estaban en aquel momento con su smartphone. Con el futuro Google+, los de Mountain View estarían mejorando el servicio de Twitter, y podrían establecer un nuevo estándar, aunque para eso todavía tendrán que demostrar que de verdad es un sistema con futuro.