Mi Android no carga bien la batería, ¿qué hago?

Mi Android no carga bien la batería, ¿qué hago?

Emmanuel Jiménez

Cuando uno tiene un nuevo smartphone, tiene mucho cuidado de no rallarlo ni romperlo. Al cabo de un tiempo, deja de importarle completamente lo que le ocurra al smartphone, hasta que este deja de funcionar de manera correcta, y es entonces cuando empiezan las preocupaciones. Algo corriente es que deje de cargar de manera correcta, lo que suele hacer que el móvil, al cabo de un tiempo, sea totalmente inútil. ¿Qué hacer si el Android no carga bien?

1.- Enchúfalo todo

Lo primero que queremos saber es si el móvil tiene problemas de carga por uno u otro motivo. Así, enchufamos todo de la manera correcta, y nos fijamos en cómo reacciona el móvil. Si no carga es que algo está mal. Podría ser el cable, el adaptador de corriente, el enchufe, el conector del móvil, la conexión de la batería, o la propia batería. A veces es fácil detectarlo probando a desconectar y volviendo a conectar.

2.- Errores más comunes

Lo más común es que sean dos elementos los que estén fallando, bien es el conector del smartphone el que está roto, o bien es el propio adaptador de batería, que puede ser muy viejo, o que puede haberse estropeado por cualquier otro motivo. Tampoco podemos descartar que sea cable. Además, si es este último arreglarlo es muy barato, por lo que es una opción a tener en cuenta.

3.- Sustituye el cable

Una prueba rápida consiste en sustituir el cable por otro cable USB diferente. Si el cable está fallando, la carga puede ser imposible, a pesar de que sea un elemento que solo se encarga de transportar la energía del adaptador al teléfono. Es fácil encontrar otro cable si tenemos cualquier otro móvil o un tablet en casa. Si no tenemos, podemos pedirlo a otro, o probar con un cargador del trabajo. Incluso podemos plantearnos comprar uno en cualquier tienda, pues solo nos costará unos cuantos euros. Lo peor que puede pasar es que nos sobre un cable en casa.

4.- Sustituye el adaptador

Es mucho más caro reparar el smartphone, así que tenemos que ir paso a paso por lo más barato. Si el cable no parece ser el causante del problema, hay que sustituir el adaptador. Cualquier adaptador de smartphone Android puede valer, incluso aunque no sea de la misma intensidad. Podemos conectar el cable USB a cualquier otro adaptador de teléfono Android, o incluso al de un iPhone. Si de nuevo nos es imposible conseguir otro adaptador, podemos conectarlo al ordenador. El móvil debería reaccionar a la conexión, y eso nos indicará que se trata de un problema del adaptador.

 

5.- Mueve el conector

Si todavía sigues sin encontrar el problema, entonces puede que te encuentres ante una de las peores situaciones. Lo más probable es que no sea el problema de la batería, y más si estás consiguiendo que cargue en determinados momentos. Lo más probable es que el problema sea del conector de tu smartphone. Para comprobarlo, mueve el cable ligeramente y asegúrate si en algunos momentos el móvil está cargando o si sigue siempre sin cargar. Si carga de manera alternativa, es que el problema está en el conector de tu smartphone.

Cargador Movil

¿Qué hacer?

Lo último que hay que hacer en esos casos es forzar el cable para que cargue la batería. Lo único que conseguiremos así es que poco a poco estemos dañando el conector más, y que llegue el momento en el que no haya manera de hacer que cargue el smartphone, y en ese momento sí que tendremos un bonito pisapapeles. Es gracioso, pero un móvil muy caro puede ser totalmente inútil si se estropea el conector de carga, puesto que no es fácil repararlo, teniendo que soldar uno nuevo a la placa. Pero tenemos unas cuantas opciones.

1.- Compra un cable nuevo

A veces mejora la situación con un cable nuevo. Eso sí, la compra de un cable nuevo no nos debe llevar a hacer que cargue como sea, aunque para eso haya que forzar el cable en una dirección. Lo que sí es cierto es que en muchos casos es el propio cable el que contribuye a que la carga no sea la correcta, y aunque no se solucione todo con un cable nuevo, podemos mejorar la carga con este.

2.- Compra un cargador de batería

Si finalmente tu móvil no funciona, todavía puedes recurrir a un cargador de batería externa. Estos te obligarán a retirar la batería del terminal para poder cargarla, pero algo es algo. Tendrás que tener el móvil apagado mientras la batería carga, pero si, por ejemplo, cargas la batería por la noche, al menos podrás conservar tu móvil.

3.- Compra un cargador inalámbrico

Si tu móvil es uno de los que cuenta en el mercado con un cargador inalámbrico, también podría ser una opción. Es posible que necesites una carcasa compatible y el susodicho cargador. También es posible que ese smartphone esté ya preparado para cargar de manera inalámbrica y solo necesites el cargador. Sea como sea, puedes investigar si tu móvil es compatible. Si así es, será una de las mejores opciones que tienes, y al fin y al cabo, siempre podrás presumir de que tu móvil se carga de manera inalámbrica.