Sundar Pichai, responsable de Android, posible nuevo CEO de Microsoft

Microsoft se encuentra en fase de transición. La compañía americana debe nombrar un nuevo CEO, uno que releve a Steve Ballmer en la compañía. La lista de candidatos ha ido ganando nuevos nombres en los últimos días,pero parece que el último potencial candidato sería Sundar Pichai, el máximo responsable actual de Android, Chrome y las Google Apps.

Básicamente él fue el relevo de Andy Rubin, el fundador de Android cuando está no formaba parte de Google. Hasta el momento, Sundar Pichai ha sido el mandamás en todas las divisiones relacionadas con el sistema operativo Android, con Chrome, y también con las Google Apps. Es decir, que prácticamente era el responsable de las más importantes divisiones de software de la compañía.

Quizás es por eso por lo que los de Redmond hubieran optado por él, pues Microsoft, tal y como siempre ha indicado su nombre, ha sido principalmente una empresa que se ha dedicado al software y a la programación, esa ha sido siempre su base.

Chrome

Por otro lado, también tiene experiencia como ejecutivo, pues es vicepresidente senior en Google. Lo más extraño es que Microsoft haya optado por una persona de fuera para ocupar nada más y nada menos que la posición de CEO, la más compleja, en una época en la que además tienen que tomarse decisiones muy importantes que van a influir en el futuro de la compañía.

Y sorprende todavía más cuando había candidatos dentro de Microsoft. Stephen Elop, el que fue CEO de Nokia hasta que esta fue adquirida por Microsoft, era uno de los posibles nuevos responsables de la empresa de Redmond. Pero no ha sido el único, pues también se ha hablado de Alan Mulally y de Satya Nadella, nombres que además han aparecido en los últimos días.

Sin embargo, sería Sundar Pichai el que estaría en conversaciones con el equipo responsable de contratación de Microsoft para el puesto de nuevo CEO, al menos, eso es lo que afirman supuestas “fuentes cercanas” a dicho equipo. Habrá que esperar, pero sería un gran golpe de efecto que un responsable de Google abandonara la compañía para acabar formando parte de las filas de Microsoft.

Fuente: Silicon Angle