Samsung Galaxy S5, la verdadera grandeza del móvil está en el software

El Samsung Galaxy S5 es un buen móvil, pero no se ha librado de las críticas de propios y extraños después de su presentación. Innova poco, en apariencia, y la gente ha criticado que sea una especie de Galaxy S4 Pro. Ahora bien, en realidad, el Samsung Galaxy S5 es mucho más de lo que parece. Que nadie se atreva a prejuzgarlo.

Los prejuicios son erróneos

Lo primero que debo decir es que si crees que el Samsung Galaxy S5 no merece la pena ahora, te estás equivocando. Y no hablo sin saber lo que digo, hablo porque yo mismo he sido de los que en su momento prejuzgué un smartphone como el Samsung Galaxy S4, y más tarde me llevé una sorpresa realmente agradable. De hecho, en aquel momento escribí el artículo en el que hablaba de que el Samsung Galaxy S4 era el mejor móvil que había probado nunca. Y me puedo considerar un fanboy de Apple, tuve el iPhone, tengo el iPad, y siempre he apreciado mucho el hardware y el software de la compañía de Cupertino. Aun así, el Samsung Galaxy S4 me sorprendió, y creo que del Samsung Galaxy S5 no solo podemos esperar lo mismo, sino que incluso sorprenderá todavía más.

Samsung Galaxy S5

¿Pocas novedades?

El Samsung Galaxy S5 ha dejado un sabor agridulce. Su hardware no presenta grandes novedades en lo que respecta a la pantalla, el procesador, o la memoria RAM. La pantalla es igual, Full HD. El procesador está al nivel de lo que se lanza hoy, y lo que van a llevar los móviles rivales. Y la memoria RAM está por debajo de la del Samsung Galaxy Note 3, siendo de 2 GB.

Sin embargo, no podemos decir por eso que sea un teléfono inteligente que cuente con pocas novedades en lo que al hardware se refiere. Lleva un medidor del pulso cardiaco. Para muchos podrá ser poco importante, pero lo cierto es que es una innovación destaca, algo con lo que no cuenta ningún otro teléfono. Si lo lleva, se usa, si no lo lleva, no se usa. Así que mejor que lo lleve. Por otra parte, también tenemos el lector de huella dactilar. Sí, ya cuentan con este componente algunos smartphones del mercado, pero es un elemento que no lleva el Sony Xperia Z2, por ejemplo. Y por último, es resistente al agua, algo que antes no era. Es algo a tener muy en cuenta, desde luego.

Samsung Galaxy S5

Pero la clave está en el software

Aun así, todo eso es secundario, lo que de verdad diferencia al Samsung Galaxy S5 de todos los demás teléfonos móviles es el software que lleva. Me sorprendí porque hace la vida más sencilla. Sí, eso de lo que tanto presume Apple, que es de desarrollar productos que faciliten la vida, es precisamente lo que conseguía Samsung con el Galaxy S4. Y si en aquel móvil ya era algo que destacar, en este Samsung Galaxy S5 va a ser algo totalmente sorprendente.

Y no hablamos simplemente de aplicaciones, sino de pequeñas cosas que hacen que el sistema sea mejor que el Android puro. Sí, si tienes un Galaxy Ace, o un Galaxy Mini, es normal que pienses que la personalización del software por parte de Samsung es muy mala, porque ralentiza el móvil, pero tengamos en cuenta que hablamos de un buque insignia cuyo funcionamiento suele ser óptimo.

Samsung Galaxy S5

Detalles como los accesos directos a aplicaciones cuando conectas los auriculares, la posibilidad de personalizar los ajustes que aparecen directamente en la barra de notificaciones, o incluso todas las opciones que ya lleva la cámara de serie, son cosas que tenemos que destacar. El “Driving Mode” es solo otro de los ejemplos de todas las modificaciones en ajustes que lleva este terminal. No tenemos que buscar aplicaciones adicionales para todas estas cosas. Los que estáis acostumbrados a rootear, desbloquear el bootloader, y cambiar la ROM, pensaréis que estos es una tontería, pero para el que solo quiere un móvil que funcione muy bien y lleve de todo, el Samsung Galaxy S5 es el móvil perfecto.

Si bien es normal criticar la falta de novedades en hardware en elementos principales, lo cierto es que no debemos caer en el error de prejuzgar el smartphone solo por eso, porque lo más probable es que estemos hablando del teléfono inteligente del año, o al menos, de la primera mitad de este año 2014.