¿Qué me compro, Samsung Galaxy S5, o iPhone 5s?

¿Qué me compro, Samsung Galaxy S5, o iPhone 5s?

Emmanuel Jiménez

Un usuario nos preguntaba en la sección de comentarios de uno de los artículos del blog que qué debía comprarse, en pocas palabras, si un Samsung Galaxy S5, o un iPhone 5s. Hay millones de artículos hablando sobre ello, pero nosotros queremos, simplemente, dar una respuesta a esa pregunta en pocas palabras, para los que de verdad quieran una respuesta definitiva, y no vamos a ser parciales.

Los dos son buenos

No creíais que por comprar uno u otro, estáis comprando uno perfecto. Tampoco creáis a los que os digan que uno es mejor que el otro porque sí. Y no creías que nosotros vamos a elegir el Samsung Galaxy S5 simplemente porque nos dedicamos a esto de Android. Os lo vamos a resumir a la perfección.

Más pantalla, más libertad

El Samsung Galaxy S5 es un smartphone más versátil hoy en día. Incluye una pantalla más grande, lo que va a ser algo determinante. Si tenéis un móvil con una pantalla de más de cuatro pulgadas, y no os parece muy grande, entonces echaréis de menos más pantalla cuando compréis el iPhone 5s. El Samsung Galaxy S5, además, tiene una pantalla de una gran calidad, considerada por algunos expertos como la mejor que se ha lanzado al mercado en lo que a móviles se refiere.

Por otro lado, el Samsung Galaxy S5 cuenta con Android. Si eres de los que cambia el fondo de pantalla, o el aspecto de la interfaz del smartphone, los iconos, la estructura de los iconos y todo lo demás, entonces no lo dudes, un Android será mucho más versátil, el iPhone 5s al final será algo más aburrido.

En todo lo demás, el Samsung Galaxy S5 es un buen móvil. Su funcionamiento es muy bueno, es rápido, no va a dejar de funcionar de manera impredecible, ni las aplicaciones van a funcionar peor. No creas que Android es hoy en día peor que iOS, porque eso es mentira, y más cuando hablamos del Samsung Galaxy S5.

Samsung Galaxy S5

Más Apple

Y luego está el iPhone 5s. Es un móvil con algunas características buenas. Básicamente, todo lo que hace Apple está muy cuidado. La cámara echa fotos muy rápido, capaz de echar una ráfaga de 100 fotos en unos pocos segundos. Ese tipo de detalles son los que te vas a encontrar en el iPhone 5s. Su diseño es bueno. Y al igual que el Samsung Galaxy S5, su funcionamiento es muy bueno, las aplicaciones no van a dejar de funcionar de una manera impredecible, salvo que las propias aplicaciones estén mal.

¿Por qué no elegir un iPhone entonces? Es más aburrido. Es un móvil que funciona bien. Con una pantalla más pequeña, y con menos opciones por ser iOS, menos opciones de personalización. ¿Qué más quieres en un móvil? Bueno, es verdad, al fin y al cabo es un móvil, pero para ser solamente un móvil, cuesta 700 euros. El Samsung Galaxy S5 cuesta también mucho dinero, pero tiene más opciones. Eso sí, si llevas un iPhone 5s en la mano, llevas un iPhone 5s. ¿Qué es mejor? Hoy en día, los dos móviles son de mucho nivel, lleves el que lleves darás el cante.

Si buscas muchas opciones, no compres un iPhone 5s, compra un Samsung Galaxy S5. Si quieres el iPhone 5s para que la gente diga que llevas un iPhone 5s, no compres un Samsung Galaxy S5, pues siempre pensarás que tendrías que haber comprado el otro móvil.