Android 4.4.4 es oficial con mejoras de seguridad y, también, correcciones

Por sorpresa y a pocos días de que se celebre el evento para desarrolladores Google I/O se ha lanzado una nueva versión del sistema operativo de los de Moutain View. Es decir, que Android 4.4.4 es oficial y algunos modelos de la gama Nexus ya comienzan a recibir el correspondiente firmware.

Lo cierto es que esta es una actualización menor, por lo que no se debe esperar de ella que ofrezca una gran cantidad de novedades. En realidad, lo que se incluye en Android 4.4.4 son más soluciones a problemas detectados que otra cosa, por lo que se viene a confirmar lo que en [sitename] ya indicamos: que la versión 4.4.3 no estaba totalmente pulida y se habían encontrado fallos por parte de algunos usuarios.

El caso es que la nueva versión Android, KTU84P, es por ahora compatible con los siguientes modelos: Nexus 4, 5, 7 y 10. Incluso, es posible descargar la imagen de fábrica por lo que se puede realizar la instalación de forma manual si así se desea. Este es el enlace en el que está el repositorio de los firmwares y, simplemente, se debe seleccionar el específico del terminal de Google que se tiene. Evidentemente, es de esperar que algunos fabricantes, como por ejemplo Motorola, procedan a lanzar sus propias actualizaciones rápidamente.

Android 4.4 KitKat llega extraoficialmente a los Nexus One y Nexus S

Cosas importantes en Android 4.4.4

Pues aparta de solucionarse diferentes problemas de uso que se habían detectado, lo que ya es importante -en especial los referentes al apartado de la conectividad-, hay un detalle que destaca por encima del resto: la seguridad. Aquí se ha indicado que la nueva versión del sistema operativo tiene una corrección importante respecto a un agujero encontrado en OpenSSL (CVE-2014-0224), lo que se ha confirmado en el perfil de Google+ de uno de los ingenieros de la propia Google: Sascha Prüter.

En definitiva, que la llegada de Android 4.4.4 demuestra que a la versión anterior le faltaban algunos detalles por pulir y que, si bien Google ha reaccionado de forma rápida -en especial en lo referente a la seguridad- lo ideal hubiera sido que la anterior actualización no incluyera los errores detectados. Y, todo ello, a la espera de que el Google I/O quizá se presente una nueva versión de su sistema operativo.