HERE de Nokia ejemplifica el evidente divorcio entre Google y Samsung

Desde hace tiempo se viene comentando que las relaciones entre Google y Samsung no son precisamente las mejores o, al menos, no tan buenas como hace no mucho tiempo. Todo comenzó por la llegada de Tizen para los Smartwatch de los coreanos, y esto se reafirma con el anunciado uso de HERE de Nokia en los teléfonos de estos.

No hace mucho ya hablamos de que las cosas estaban tensas entre ambas compañías debido al uso de Tizen en los smartwatch que lanza Samsung (incluso se celebró una reunión para intentar solucionar posibles malentendidos, que no parece que funcionara muy bien). El caso es que ciertamente la compañía corea ha lanzado un reloj inteligente con Android Wear de Google, pero es claro que la apuesta es Tizen, sí o sí, ya que el nuevo Gear S autónomo, es el sistema operativo que utiliza.

Pero, hasta el momento, parecía que el único punto de fricción entre ambas compañías se limitaba al mercado de los smartwatch, pero hoy se ha publicado la noticia que, igual que el antes mencionado Gear S, los teléfonos de Samsung utilizarán la aplicación HERE de Nokia como referente a la hora de realizar rutas, lo que choca de forma directa con uno de los productos más importantes de la compañía de Mountain View: Google Maps. Es decir, más “leña” al fuego, lo que hace presuponer que las cosas no se han solucionado, ni mucho menos.

Los mapas HERE de Nokia  en un terminal de Samsung

Y, lo cierto, es que la elección de HERE de Nokia por parte de los coreanos no es mala, ya que este desarrollo es uno de los que mayor prestigio tiene en su segmento, pues ofrece una excelente calidad en los mapas que tiene (que, por cierto, se pueden utilizar sin conexión). Además, esto llega en exclusiva para Samsung en el mercado Android, por lo que le otorga un valor añadido –incluso, incluirá un modo denominado Samsung Car, que simplificará la interfaz de usuario-.

Ya son muchas las señales que se tienen

Lo cierto es que cada vez son más las señales que apuntan a problemas en las relaciones entre Google y Samsung, pero lo cierto es que por el momento se necesitan mutuamente. Esto lo decimos debido a que Android tiene un control del mercado de los sistemas operativos globales, como hemos indicado esta misma mañana, gracias a que Samsung lo integra en su familia de producto Galaxy. Y, los coreanos, no serían lo que son si no utilizaran el trabajo de los de Mountain View. Es decir, que por ahora están condenados a entenderse.

Eso sí, parece que cada una de las compañías va tomando decisiones propias que las van distanciando, lo que en un futuro puede que acabe en un divorcio, veremos si amistoso. Esto lo decimos por gestos como el mencionado de HERE de Nokia o por la cada vez menos presencia que tienen los productos de Samsung en las presentaciones de la compañía de Mountain View, incluso, en la gama de producto Google Play Edition, donde sí que ya está presente el HTC One M8 pero no el Galaxy S5.

Samsung Galaxy S4 Google Edition

El caso es que todo hace pensar que las cosas no están en su mejor momento entre ambas compañías y, por lo tanto, se puede estar cerca de un distanciamiento definitivo entre ellas, que acabe abocando a que cada una tome su camino y, debido a la interfaz de usuario TouchWiz que utiliza Samsung (que en realidad es una ROM propia), esto puede llegar antes incluso de que Tizen sea una realidad global. Eso sí, todo esto puede dar un giro en cualquier momento, pero no parece que vaya a suceder en un futuro cercano.