7 razones inteligentes para no comprar el iPhone 6 / Plus (I)

7 razones inteligentes para no comprar el iPhone 6 / Plus (I)

Emmanuel Jiménez

El iPhone 6, el primer smartphone de Apple que por fin puede comprarse y ser útil, no como los anteriores smartphones pigmeos de la compañía. Sin embargo, hay razones inteligentes para no comprar el iPhone 6, ó el iPhone 6 Plus. De hecho, son razones que solo se pueden llegar a entender y creer si se piensa con inteligencia.

1.- Quieres el iPhone 6 por cómo lo vende Apple

El primer motivo de todos es que la razón real por la que quieres el iPhone 6 no es porque sea un buen smartphone sino por cómo te lo vende Apple. Hay usuarios que reniegan de todo lo que Apple lanza, y hay usuarios a los que les encanta todo lo que Apple lanza. Yo mismo he estado pensando en comprar el iPhone 6 –el iPhone 6 Plus concretamente–, hasta que me he parado a pensar de verdad en por qué quería comprarlo, qué es lo que no me gustaba hace una semana de los iPhone, y por qué prefería un Android.

Y lo único que ha cambiado desde que Apple anunció el iPhone 6, es que fue Apple, y no otra compañía, la que anunció el iPhone 6. Y no hablo de la marca, sino más bien de la manera de presentarlo. “Es el mejor smartphone que se haya creado jamás”. Ese es el tipo de frases que usa la compañía y que, aunque todos sabemos que no son ciertas, al final acabamos aceptando como si de verdad fuera así. En realidad quieres el iPhone 6 porque llegas a su página web y es muy bonito, pero te olvidas del uso real que le vas a dar al smartphone. Y te olvidas de lo que ha cambiado el mercado hasta el momento.

Hace seis años, el iPhone sí era la mejor compra. Hoy no lo es.

iPhone 6

2.- Poca personalización

Si eres de los usuarios que en su momento tuvo un iPhone, que ahora tiene un Android, y que con la llegada del iPhone 6 te has planteado comprarlo, probablemente entiendes a la perfección lo que digo. Las opciones de personalización del iPhone 6 son muy bajas. Nada de instalar un launcher. No podrás hacer mucho más que cambiar el fondo de pantalla. Y eso siempre es un problema. Sobre todo porque si eres un usuario que compra el iPhone 6 por la calidad, y aprecias el diseño, no te gusta que sea otro el que diseñe tu smartphone. Me explico. Está muy bien que Jony Ive aparezca en los vídeos de Apple diciendo siempre lo mismo –con su polo de color azul comprado en un rastro de mercadillo (por eso no apareció en los vídeos en la última keynote)–, afirmando que es el smartphone con mejor interfaz del mundo, diseñada de esta manera, y la más útil y demás. Eso está genial, pero a veces quiero diseñar yo la interfaz de mi smartphone. Porque me gusta el diseño. Hoy en día, gracias a Internet, muchos usuarios pueden aprender sobre diseño, cuando antes era mucho más complicado. Pero la era de Dieter Rams se terminó, y quiero poder tratar de diseñar una gran interfaz, aunque sea en mi pequeño mundo, y aunque nunca lo consiga.

iPhone 6

3.- Sistema cerrado

Si eres un fan de Apple y estás leyendo este artículo, ahora mismo estarás pensando que siempre son los mismos motivos. “Sistema cerrado, pero porque así funciona bien”. Bueno, hay que decir que en parte es cierto, y que los productos de Apple siempre suelen funcionar bien, y no fallan demasiado. Pero amigo mío, Android no es tan malo como crees. Ni Apple es ya tan bueno como crees. Cuando se lanza un smartphone cada año y medio, el smartphone funcionaba a las mil maravillas. Cuando nadie más lanzaba un sistema operativo que estuviera al nivel, Apple podía realizar las pruebas que quisiera con su nueva actualización antes de lanzarla. Pero eso se acabó, o lanzas rápido, o el resto de las compañías te superan, y eso ha hecho que Apple cometa los mismos errores que cometen las demás compañías con sus dispositivos. Prueba de ello fue la nefasta retransmisión en streaming del evento de Apple. Decían por ahí que si Steve Jobs estuviera vivo, algún equipo de Apple estaría ya en la calle buscando trabajo, y desde un Android. También se dijo eso de que “Como el iPhone 6 funcione tan bien como el streaming del evento, menuda compra”. O si no el cierre del navegador inesperado desde el iPad que ocurría al intentar acceder a la web de Apple horas después del evento. Sí, son errores de poca importancia, quizás, pero como los de Android. Esos errores gigantes que antes pudiera haber ya no están en el sistema operativo (Apple también los cometió con el iPhone 4 y sus problemas de cobertura). Lo que quiero decir es que ese sistema cerrado ya no hace que el funcionamiento sea mejor. Y Apple cada vez cuenta con un sistema menos cerrado, dependiendo más de otras compañías, como ocurre con el caso del teclado, que ahora se podrán instalar los teclados de otras compañías. El mayor problema de esto es que si empiezas a dar más opciones a los usuarios, pero no las das todas, entonces pierdes las ventajas del sistema cerrado, pero sin tener las ventajas de un sistema con más opciones como es Android.

Son tres razones realmente importantes para no comprar el iPhone 6, o el iPhone 6 Plus, pero no te pierdas las cuatro razones que nos faltan en el siguiente artículo.