Las contradicciones de Apple con el iPhone 6 / Plus

Las contradicciones de Apple con el iPhone 6 / Plus

Emmanuel Jiménez

El iPhone 6 y el iPhone 6 Plus ya han sido presentados y llegarán antes de que finalice el mes. Son teléfonos inteligentes que son hasta extraños en el mercado de Apple. Y es que, la compañía de Cupertino ha afirmado tantas veces que su teléfono era perfecto y los demás no, que es como si hubieran dicho que su nuevo iPhone 6 no es perfecto. Es un smartphone lleno de contradicciones.

Nunca se venderá un smartphone de gran tamaño

Fue el propio Steve Jobs, el fundador de Apple, el que afirmó que los teléfonos de gran tamaño nunca tendrían verdadero éxito en el mercado, que no se venderían. Bueno, lo cierto es que el Samsung Galaxy Note sí ha tenido mucho éxito, pero no es eso de lo que queremos hablar, sino del hecho de que Apple haya presentado el iPhone 6 Plus, un smartphone con una pantalla de nada menos que 5,5 pulgadas, todavía mayor que la pantalla del Galaxy Note original, y solo algo más pequeña que la pantalla del Samsung Galaxy Note 4 que la compañía acaba de presentar. Si Steve Jobs y Apple de verdad creían que estos smartphones nunca se venderían, ¿por qué lanzan un iPhone 6 Plus? Y si la respuesta es que el mercado cambia, ¿acaso no sabían ellos que el mercado podía estar cambiando? Por lo visto, han sido los últimos en darse cuenta.

Las pantallas de gran tamaño son inútiles

De lo anterior llegaba el hecho de que el iPhone 4S tuviera una pantalla de 3,5 pulgadas, cuando los demás fabricantes ya lanzaban sus buques insignia con pantalla de 5 pulgadas. El motivo era que en una pantalla de 3,5 pulgadas el usuario podía usar el smartphone con una mano, mientras que una pantalla mayor suponía tener que usar las dos manos, y el smartphone pasaba a ser inútil. Fue entonces cuando lanzaron el iPhone 5, con pantalla de 4 pulgadas. El smartphone pasaba a ser igual de ancho, pero más alto, siguiendo con la misma teoría de que un smartphone más ancho implicaba utilizar el smartphone con dos manos y eso era inútil. Pero ahora llegan y no solo lanzan un iPhone 6 Plus, que cuenta con pantalla de 5,5 pulgadas, sino que ya se olvidan de lo smartphones de 4 pulgadas, para lanzar un teléfono inteligente con pantalla de 4,7 pulgadas, el iPhone 6, que difícilmente se puede usar con una sola mano. Sí, lleva un sistema para poder utilizar el teléfono inteligente con una mano, pero esos sistemas sí que son completamente ilógicos, tal y como ya hemos visto en los Samsung. ¿De qué vale tener smartphones con gran pantalla si vamos a reducir el tamaño de la misma para usar el teléfono con una mano? Salvo, claro está, que no vayamos a usar casi nunca el smartphone con una mano. Al final Apple reconoce que las pantallas de gran tamaño son más útiles que sus pantallas de 3,5 y 4 pulgadas. Pero entonces, ¿por qué afirmaron de una manera tan rotunda que sus pantallas eran mejores? ¿Es que el mercado ha cambiado en un año? Otra contradicción en Apple, que demuestra que la compañía solo se interesa en vender con sus lemas. Quizás eso nos sirva para saber cuán útil es la frase «es el mejor smartphone que se haya creado jamás».

Apple Pantalla Retina

Pantalla Retina superior al ojo humano

La pantalla Retina era la de mejor calidad del mercado, supuestamente. Y puede que en su momento lo fuera. Tanto el iPhone 4 como el iPad 3, así como los dispositivos posteriores, contaron con resoluciones de pantalla que dejaban una densidad de píxeles de unos 326 PPI. Cuando se presentaron estas pantallas se decía que los 300 PPI era el límite capaz de percibir el ojo humano. Así lo explicó Steve Jobs, tal y como podéis ver en la imagen que acompaña a este párrafo.

Pero entonces, ¿por qué entrar en una guerra por la resolución de pantalla integrando pantallas Full HD, como es el caso del iPhone 6 Plus? ¿Para qué hacer que el iPhone 6 Plus tenga una pantalla con una densidad de píxeles que supera los 400 PPI, si el ojo humano no percibe más de 300 PPI? Varios años sin incluir pantallas de mayor resolución porque, en teoría, el ojo humano no detectaba una mayor resolución, y ahora van ellos e integran una pantalla de mayor resolución. ¿Podemos fiarnos de lo que Apple asegura?

NFC

Algo ocurrido es lo que ha ocurrido con la tecnología NFC. Sus smartphones no incluían esta tecnología porque no era el futuro. Los pagos por medio de NFC no eran el futuro del mundo de la tecnología. Bueno, lo cierto es que no han progresado mucho los pagos con esta tecnología. Aunque se afirma que hay diversos sistemas que ya funcionan con NFC, en el día a día del 90% de los usuarios, el NFC no juega ningún papel. Pero la compañía de Cupertino llega y lanza Apple Pay, un sistema de pagos que hace uso de la tecnología NFC con la que cuenta el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus. Y ahora, ¿cómo se sienten todos los que se gastaron 700 euros en un iPhone 5 ó en un iPhone 5s y fueron convencidos de que no llevaba NFC porque esta tecnología no tenía futuro?

«No somos los primeros, pero somos los mejores»

Mítica frase con el que se afirmaba que el iPad no era el primer tablet, pero sí el mejor de todos los que había en el mercado. Se supone que en la compañía de Cupertino siempre ha imperado el lanzar un dispositivo de calidad, antes que llegar a tiempo para lanzarlo en una fecha determinada. De esta manera el iPad, el primero de todos los iPad, se presentó el 27 de enero, una fecha nefasta a nivel comercial. La estrategia de Apple de lanzar buenos productos sin dejarse influir por la fecha de lanzamiento le ha ido bien, y el éxito del iPad ha sido innegable. Sin embargo, ¿ha ocurrido lo mismo con el iPhone 6 ó el iPhone 6 Plus? ¿Dónde está el cristal de zafiro que llevaría la pantalla? Se cree que la compañía no lo ha instalado porque hubiera significado lanzar el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus unas semanas más tarde. Y aunque hubiera sido más tiempo, ¿no hubiera sido mejor esperar un poco para dar un producto completo a los usuarios? Desde el punto de vista comercial no, por supuesto, pues así podrán lanzar el iPhone 6s con pantalla de zafiro, y volver a vender una gran cantidad de unidades. Y se podrá decir que esto ya lo hacen una gran cantidad de compañías que fabrican smartphones Android, tal y como explicábamos el otro día, pero se suponía que Apple es diferente, que sus productos son mejores por algo. Quién sabe, es posible que sí, que los iPhone sean mejores que los Android, pero eso solo ocurre en la mente de los fanboys, porque desde luego, cuando se habla de ser objetivo, resulta realmente difícil algunas cosas de la compañía de Cupertino. Si son los mejores son los mejores, si no lo son, no lo son, pero no se puede decir que se es una cosa, y luego demostrar que no es así. Porque a diferencia de los usuarios de Android, los usuarios de Apple confían ciegamente en lo que dice la compañía, y lanzar un smartphone lleno de contradicciones no es nada bueno para los usuarios. Es por estas cosas por las que hablábamos, hace unos días, sobre las 7 razones inteligentes para no comprar el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus.