¿Por qué el nuevo Motorola Moto G es la mejor compra del mercado actual?

Escrito por Emmanuel Jiménez

Motorola lo ha vuelto a hacer, un año más. Ha vuelto a lanzar el smartphone con mejor relación calidad/precio del mercado, el teléfono más recomendable para cualquiera que quiera comprar un smartphone. Pero, ¿qué es lo que hace que el Motorola Moto G sea un smartphone de tanta calidad y que valga tanto la pena comprarlo?

Las mejoras acertadas

Motorola ha decidido lanzar un nuevo Motorola Moto G muy semejante al que lanzó el año pasado, con el mismo precio, y con algunas mejoras que podrían ser claves de cara al éxito en el mercado del nuevo smartphone. Ha optado por mejorar la cámara y la pantalla, conservando los componentes de procesamiento, con lo que consigue pasar de un smartphone de gama media de nivel económico, a un smartphone de gama media que difícilmente podría mejorarse sin dar un salto de precio muy grande. Pero analicemos exactamente estas características que convierten al Moto G en la gran compra del mercado.

Motorola Moto G

Cámara y pantalla de nivel

Comenzamos por la cámara, que quizás era una de las carencias más importantes del Motorola Moto G original. En el caso de este último, estábamos hablando de una cámara con un sensor de cinco megapíxeles que, aunque servía para enviar fotografías convencionales, digamos que se alejaba de todo lo que pudiera ser una cámara de calidad. Motorola ha decidido invertir parte del dinero de fabricación del nuevo smartphone en un sensor de mayor calidad, integrando así uno de ocho megapíxeles en el nuevo Motorola Moto G. Eso significa que ahora conseguiremos fotografías que ya estarán en un nivel algo superior a las de la cámara del anterior Moto G. Recordemos que el iPhone 6 lleva una cámara de ocho megapíxeles. Si bien no estamos hablando de cámaras de la misma calidad, sí que nos podemos hacer una idea de las posibilidades de la cámara del nuevo Moto G.

Por otro lado, la pantalla también ha sido uno de los objetivos de mejora de la compañía americana que ahora ya forma parte de Lenovo. La pantalla ha pasado de 4,5 pulgadas a 5 pulgadas. Se mantiene la resolución de alta definición, de 1.280 x 720 píxeles. Lo que significa que baja la densidad de píxeles por pulgada de la pantalla. No obstante, la densidad se queda en 294 PPI. El máximo que la vista humana distingue son los 300 PPI, por lo que estamos hablando de una pantalla que se acerca mucho a la máxima definición perceptible por el ojo humano.

Memoria ampliable

Otra de las novedades de este Motorola Moto G viene solucionar un problema del anterior, y es que no contaba con la posibilidad de ampliar la memoria por medio de una tarjeta microSD. En este caso sí que se podrá ampliar la memoria, lo que significa que podremos almacenar todas las fotos y vídeos en la memoria extraible, y no preocuparnos por si la memoria llega al límite. El Motorola Moto G es un smartphone cuya memoria puede estar llena sin que eso genere problemas en el funcionamiento del smartphone, por lo que podremos llenarlo de aplicaciones sin que eso haga que el teléfono inteligente vaya más lento.

Motorola Moto G

Interfaz pura y funcionamiento asombroso

Puede que resulte llamativo afirmar que un smartphone de 180 euros puede llegar a tener un funcionamiento asombroso, pero ese es el caso del Motorola Moto G, que asombra que pueda funcionar así con especificaciones técnicas relativamente básicas. Motorola sabía qué componentes eran necesarios para conseguir un funcionamiento perfecto, y ya los integró en el Moto G del año pasado. No ha cambiado para este año, con un Qualcomm Snapdragon 400 de cuatro núcleos y una memoria RAM de 1 GB. Sin embargo, mejora notablemente el rendimiento de smartphones con memorias RAM de 2 GB y procesadores supuestamente de mayor nivel. Todo se debe a que lleva una interfaz pura, la de Google, sin casi ningún cambio, lo que hace que los recursos del smartphone se centren en ejecutar aplicaciones y operaciones convencionales, sin tener que “pensar” en las modificaciones visuales que realizan muchos fabricantes y que, luego, en realidad, ni siquiera están al nivel en diseño de la interfaz de Google.

Gorilla Glass

Para mí es uno de los elementos imprescindibles en un smartphone. Nunca he visto un cristal que resista tanto los arañazos como el Gorilla Glass 3. Lo romperás antes de rayarlo. Y es por eso que valoro tanto que un smartphone tan básico como el Motorola Moto G cuente con este cristal, a pesar de ser un smartphone muy económico.

Buen diseño

Motorola no ha querido tampoco convertir su Motorola Moto G en una apuesta por el diseño llamativo. Ha optado por un diseño mucho más simple, un buen diseño. Pocas florituras en un smartphone que se parecerá mucho en aspecto exterior al gama alta de la compañía. Pero la simplicidad del teléfono inteligente se compensa con toda la gama de accesorios de la marca, con fundas y carcasas oficiales que darán un toque de color al teléfono inteligente y encajarán a la perfección, como buenos accesorios oficiales que son.

Motorola Moto G 2014

Un defecto

El Motorola Moto G solo tiene una carencia, que no lleva 4G. Pero es que resulta que uno preferiría tener una conexión 3G en condiciones antes de que los operadores comenzaran a invertir en 4G. Con una conexión 3G se podrían ver perfectamente vídeos de alta definición y jugar a videojuegos de alto nivel, de no ser porque la inestabilidad de estas redes es altísima. ¿De verdad esperamos tener buena cobertura 4G cuando ni siquiera es estable en todo el país la cobertura 3G? Todo ello por no hablar de que las operadoras nos dan 1 GB de datos, 2 GB o 3 GB si optamos por las tarifas más caras. Una cantidad que consumiremos en muy poco tiempo si de verdad aprovechamos el 4G.

 

Conclusiones

180 euros es su precio oficial, pero ya se puede conseguir por menos dinero. Es la mejor opción si buscamos un teléfono inteligente económico que tenga un buen funcionamiento, y un buen diseño resistente –recordamos el cristal Gorilla Glass–. Dentro de uno o dos años, no dirás que tu teléfono va lento. Puede que digas que la cámara no es de tanto nivel como la de otros smartphones de gama alta, pero lo cierto es que funcionará como el primer día. Sin duda, el smartphone con mejor relación calidad/precio del mercado, un año más.