El Samsung Galaxy S6 llegará con una memoria de almacenamiento mejorada

Ya han comenzado los rumores respecto a las novedades que incluirá el futuro Samsung Galaxy S6, como ya os hemos comentado en Android Ayuda, y ahora se ha conocido una información que aunque pueda parecer menor no lo es si se tienen en cuenta todos los detalles. Hablamos de un cambio de tipo de memoria de almacenamiento interna que tendrá el dispositivo.

El caso es que del denominado como Project Zero en la compañía coreana, por el momento se ha dicho que dispondría de pantalla curvada en sus dos laterales (siguiendo con la tendencia iniciada con el Note Edge) y que no le faltaría un panel de calidad 2K, como mínimo. Pues bien, otros de los apartados que se mejorarán para volver a sorprender y que el Samsung Galaxy S6 se coloque como una referencia en el mercado, tiene que ver con los módulos de memoria para almacenar información (datos), no la RAM.

El caso es que se ha conocido que Samsung tiene la intención de utilizar los productos que se obtienen con un nueva tecnología denominada UFS (Universal Flash Storage), que es un paso evolutivo desde la memoria tipo NAND que combina por una parte opciones que están presente en los discos de esta sólido (SSD) y la gestión energética de los módulos eMMC.

Samsung Galaxy S5 Plus

Y esto en realidad, ¿qué significa? Pues para explicarlo de una forma sencilla y entendible haría que decir que actualmente la memoria eMMC permite una tasa de trasferencia de información de 400 MB/s, mientras que la nueva UFS alcanza 1,2 GB/s, por lo que cualquier operación que se realiza con el Samsung Galaxy S6, ya sea propia del sistema operativo o la ejecución de una juego ofrece una mayor rapidez. Si esto se acompaña con un procesador de gran potencia, lo que a todas luces será así, hablamos de un indudable aumento del rendimiento.

Pero aquí no acaban los beneficios, ya que la nueva tecnología además permite que el consumo energético sea más reducido. Y, como es lógico, lo que se debe esperar es que se beneficie la autonomía que ofrezca el Samsung Galaxy S6 y, así, se aumentará el tiempo que se puede utilizar el teléfono sin necesidad de hacer recarga alguna. Eso sí, hay que saber que algunos módulos NAND de Samsung han ofrecido algunos problemas de uso, pero estos se han corregido y por lo tanto no debe existir problema alguno en lo que se refiere a la estabilidad que ofrecerá el nuevo teléfono.

El caso es que se puede pensar que el cambio de memoria de almacenamiento es algo menos en un terminal móvil, pero no es así. Esta influye en el rendimiento del terminal siempre que venga acompañado de un hardware que saque provecho a su tasa de transferencia de datos. Y, como esto será así, hablamos que hasta este tipo de detalles tiene intención de mejorar el fabricante en su próximo Samsung Galaxy S6.

Fuente: Etnews