Tu Samsung Galaxy también es tu mando a distancia, aprende cómo

Escrito por José López Arredondo

Aunque muchos no lo sepan, smartphones como el Samsung Galaxy Note 4 (y también podemos incluir algunos más de la serie Galaxy) son capaces de controlar otros dispositivos como televisores. Para ello tendremos que tener instalada la aplicación Smart Remote y configurarla de forma que se “sincronice” nuestro televisor o aire acondicionado con el smartphone. ¿Quieres aprender cómo? Tranquilo, nosotros te enseñamos.

Lo primero que tendremos que hacer obviamente es comprobar si tenemos entre nosotros la aplicación Smart Remote (hablamos, claro está, si nuestro smartphone tiene infrarrojos ya que en caso contrario nada de esto funcionará). En  caso de que no la tengas instalada no hay más que dirigirse a la Play Store y descargarla desde este enlace. Tras esto abriremos la aplicación y realizaremos las siguientes configuraciones.

Lo primero que tendremos que añadir será el código postal de la zona en la que nos encontramos. ¿Por qué? Porque básicamente Smart Remote, además de funcionar como un mando a distancia inteligente, es capaz de funcionar como una guía de programación, es decir, que en la pantalla del teléfono podremos buscar la programación del día de nuestros canales favoritos de una forma muy sencilla, haciendo que nuestro móvil tenga todo aquello que necesitamos para ver la televisión.

Bien, una vez añadido el código postal se nos preguntará sobre cuál es nuestro servicio de canales de televisión. En ellos encontramos la plataformas más importantes como Ono o Canal+, pero claro está, también la televisión digital terrestre española (si tenéis alguna duda, es la tercera de la lista, llamada DVB-T TDT-National Lineup of Spain OTA Broadcast, aunque existen otras españolas que integran algunos canales autonómicos “especiales”, como ocurre en Murcia o Cataluña).

Smart-Remote

Lo siguiente para controlar la televisión desde tu Samsung Galaxy es seleccionar el fabricante de nuestro televisor y si contamos con algún descodificador/ receptor de cable o satélite. Por ahora, habremos acabado la configuración inicial.

Smart-Remote-2

Por último, tendremos que captar la frecuencia de nuestro televisor y para ello nos dirigiremos al icono del mando y la señal inalámbrica. Al abrirlo por primera vez, se ejecutará un asistente que nos instará a apagar el televisor. La siguiente pantalla nos hará encender el televisor mediante distintos botones. Probaremos si se enciende con el primero y sino, con el segundo, así sucesivamente hasta que demos con la frecuencia correcta.

Smart-Remote-3

A partir de este momento, seremos capaces de controlar nuestro televisor con el Samsung Galaxy Note 4 o cualquier otro Galaxy con emisor de infrarrojos. Resulta todo un avance, ¿verdad? Sobre todo si nos olvidamos el mando a distancia en la mesa y tenemos el móvil a mano.