El Samsung Galaxy S6 tendría una batería de menor carga que el Galaxy S5 pero más autonomía

Uno de los detalles sobre el que no se tiene mucha información es la batería que tendrá el futuro Samsung Galaxy S6, un modelo que será presentado en el transcurso del Mobile World Congress. Pero esto ha dejado de ser así ya que han aparecido informaciones que indican que la integrada en este dispositivo tendría una carga de 2.600 mAh, lo que es sorprendente debido a que es menor que la del Galaxy S5.

Concretamente, hablamos de 200 mAh menos que el modelo al que sustituye el Samsung Galaxy S6. Así, en un primer momento se puede pensar que este nuevo teléfono ofrecerá una autonomía menor, lo que parece que no será así ya que se espera que el nuevo terminal de gama alta ofrezca un tiempo de uso bastante superior respecto dispositivos que sustituirá en el mercado.

Las razones para que esto sea así

La más importante es la búsqueda de ofrecer un grosor que consiga impactar (siempre contando con un cuerpo metálico). El conseguir esto “obliga” a que las dimensiones de la batería en cuestión se reduzcan, ya que esta también debe ser más fina -y por lo que se ha indicado por el momento no habrá un aumento del espacio ni a lo largo ni a lo ancho-. Por lo tanto, es lógico que la carga sea inferior en el Samsung Galaxy S6 (y, todo esto, sin olvidar que no se tendrá acceso a ella ya que la carcasa trasera no se podrá quitar).

Pero, por suerte, según la misma fuente de la información la autonomía que ofrecerá el futuro teléfono de la compañía coreana será mayor que la del Galaxy S5 al que sustituye. Para ello, se utilizarán diferentes tecnologías de ahorro energético y, además, algunos componentes están pensados para que sean menos exigentes en este apartado.

Lo que explicaría la mayor autonomía

Pues un ejemplo de hardware para conseguir ahorrar y que la diferencia de carga de 200 mAh no se note en este apartado, es el procesador. El SoC Exynos 7420 ofrece una tecnología de fabricación menor que sus competidores, por lo que se estima que el ahorro se puede situar entre un 30 y 35% (esto sin contar que en un principio debe genera menos calor).

Aparte, se ha indicado en alguna ocasión que la pantalla del nuevo Samsung Galaxy S6, además de ofrecer una calidad QHD, integrará un panel AMOLED que se ha optimizado para que en su funcionamiento se necesite menor energía, lo que también favorece a que la autonomía sea mayor. Incluso, la versión menos “pesada” de TouchWiz también será importante.

El caso, es que parece que la carga de la batería del Samsung Galaxy S6 será de 2.600 mAh debido al reducido grosor que tendrá el terminal. Y, esto, no afectará a la autonomía que permite el teléfono, ya que esta será mejor que la del cualquier modelo de esta compañía que se ha puesto en el mercado hasta la fecha.

Fuente: Itcle