Android 5.1 da nuevas señales de vida en unos resultados publicados de un benchmark

Escrito por
Android

Desde que se vieran claras referencias de Android 5.1 en algunos de los modelos de la gama One de Google para países emergentes, no se habían vuelto a tener noticias respecto a la llegada de esta nueva versión del sistema operativo de Google. Pues  bien, esto ha cambiado ya que en los resultados publicados de un benchmark se han conocido nuevos datos.

Concretamente hablamos de GeekBench, un desarrollo de PrimateLabs, y que es uno de los test sintéticos que más se están utilizando últimamente debido a que es capaz de valorar tanto la capacidad de los terminales en los que se utiliza en diferentes ámbitos y, además, utilizando varios núcleos de su procesador como uno sólo. El caso, es que como se pude ver en la imagen que dejamos a continuación claramente se ve que el sistema operativo de la prueba en cuestión es Android 5.1:

Referencia de Android 5.1 en la prueba GeekBench

En un teléfono sorprendente

Y no decimos esto debido que no se conociera hasta la fecha la existencia de él, sino a que es un modelo que ya tiene un tiempo en el mercado y que indica que en Google ya se están realizando las pruebas pertinentes para conocer como Android 5.1 funciona en sus dispositivos. El caso, es que el teléfono en cuestión es el Nexus 5, lo que certificaría que la llegada de la nueva versión del desarrollo estaría próxima a producirse.

Nexus 5 Blanco

El caso es que parece que se pude cumplir con los que se ha comentado en más de una ocasión de este nuevo trabajo de Google para mejorar Lollipop: que sea en el mes de febrero cuando comience el despliegue definitivo. Hay que esperar que la compañía de Mountain View siga con la forma de proceder que ha utilizado últimamente, que no es otra que ir desplegando el firmware de forma escalonada para cada uno de sus productos.

Las mejoras que se esperan

Lo cierto es que no se tiene muchas noticias respecto a las grandes novedades que pueden ser de la partida en Android 5.1. Pero lo que sí parece seguro es que, además de una mejora de la estabilidad y posiblemente del rendimiento, apartados como el uso de la batería y la gestión de  la memoria RAM se vean afectados de forma positiva. El caso, es que esta nueva versión del sistema operativo de Google se ha vuelto a ver y parece que su llegada está más cercana.

Fuente: GeekBench