El LG G4 podría llegar en dos versiones con diferente resolución de pantalla

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

El teléfono LG G4 no será uno de los que se podrá ver en el Mobile World Congress que está cerca de comenzar. Así, no se “enfrentará” con otros modelos que sí tiene  confirmada su presencia, como por ejemplo el Samsung Galaxy S6 o el HTC One M9. Pero esto no quiere decir que no se tengan noticias sobre el modelo de gama alta que la compañía asiática tiene preparado para este año 2015.

Un ejemplo de lo que decimos es que ha aparecido un nuevo dispositivo en la página User Agent Profile (una base de datos donde aparecen dispositivos de los que se indican algunas de sus características) que bien podría ser una segunda variante del LG G4. El modelo en concreto es el LG-H818 y se parece bastante al que por el momento se conoce del futuro “buque insignia” de la compañía: LG-H810.

Dos posibles versiones

Esto, aparte de las nomenclaturas propias de algunas operadoras, hace pensar que pueden llegar dos modelos de LG G4, variando según sea la región de la que se hable. Así, el fabricante se adaptaría a las necesidades de cada lugar y podría ofrecer un precio adecuado para que sus ventas sean las mejores posibles.

Variante del LG G4 en User Agent Profile

¿Y en qué se diferenciarían los dos terminales? Pues teniendo en cuanta la información que se ha podido ver en UAProf sería en la pantalla, y no en sus dimensiones, sino en la resolución que ofrece. El nuevo modelo LG-H818 se aprecia claramente que tiene una calidad QHD (2.560 x 1.440), lo que no está nada mal. Pero, lo cierto, es que todo apunta que el LG G4 -que podemos denominar “pata negra”- ofrecería una mejor especificación en este apartado, llegando a lo que se ha venido a llamar 3K (2.880 x 1.620). Por el momento, no se han conocido más detalles que este, y esperemos que sea este último el que llegue a Europa.

Lo que se espera del LG G4

Lo cierto es que lo que por el momento se ha visto indicando que ofrecerá este dispositivo cuando llegue al mercado, algo que podría suceder justo antes del verano, es que en su interior existiría un procesador Snapdragon 810; 3 GB de memoria RAM; y que el sistema operativo es Android Lollipop. Por cierto, que no se descarta que el material de fabricación sea el metal, dando el salto desde el plástico como ocurrirá con el Samsung Galaxy S6.

Fuente: Mylgphones