¿Cuáles son las novedades que nos traerá a Android el USB-C?

Escrito por
Accesorios

Ayer se presentó el nuevo Chromebook Pixel 2 de Google, y esta misma semana ha llegado el MacBook de Apple. ¿Qué tienen en común? Los dos incluyen puertos USB-C, que parece que van a llegar muy pronto también a Android. Pero, ¿qué son esos puertos USB-C? ¿Cómo van a cambiar el panorama Android y qué características traerán? Os lo explicamos todo en este post.

Con Google y Apple por bandera

Parece mentira que hayan conseguido que compañías como Google y Apple se hayan unido para utilizar las dos un puerto que en realidad es un estándar. Generalmente, esto es más propio de Google, pero no tanto de Apple. Si la compañía de Cupertino ha instalado un puerto USB-C, prescindiendo de los suyos propios, es porque de verdad confía en que este puerto es el futuro, es de calidad, y hay que apostar por él. Y probablemente porque lo veremos también en los futuros iPhone. El caso de Google es parecido, aunque mucho más esperado. La compañía suele acompañar a los estándares, y en este caso no iba a ser menos. Quizás la mayor sorpresa ha estado en que la compañía ha afirmado que pronto llegará en los dispositivos Android. Eso significa que probablemente lo vamos a ver a partir de ahora en todos los dispositivos electrónicos.

Sin orientación

Yo no sé vosotros, pero yo me he cargado unos cuantos dispositivos por conectar mal el cable USB. Esto me ha ocurrido sobre todo porque existen compañías que deciden, por algún extraño motivo, instalar al revés los conectores USB, miniUSB o microUSB. En cualquier caso, eso se va a acabar con el USB-C. Desde hace tiempo, este cable tenía un objetivo, y es que no fuera necesario conectar el cable con una orientación concreta. Es algo parecido a lo que Apple ya había conseguido con el conector Lighting, pero con un cable estándar que pudieran comenzar a utilizar todas las compañías que quisieran. Su tamaño es muy parecido al del microUSB, por lo que eso no variará demasiado.

USB-C

Un nuevo medio de energía

Para cualquier usuario androide es obvio que los cables USB-C servirá para el suministro de energía de los smartphones. De hecho, esta ya era la función principal del cable microUSB que utilizábamos, poder cargar el smartphone por medio de este cable. Sin embargo, hay novedades relacionadas con el USB-C. Básicamente, el cable admite una potencia mayor de 100 watios, con un voltaje de 20 voltios y una intensidad de 5 amperios. Con esta potencia se podrá ir mucho más allá en lo que se refiere a cargar baterías más rápido, baterías de mayor capacidad o dar energía a dispositivos con mayor consumo energético, como un tablet muy potente, por ejemplo. También un portátil, aunque eso no es lo que ahora nos atañe. Por supuesto, servirá para cargar diferentes dispositivos a la vez.

Energía del móvil al tablet

No obstante, la gran novedad, lo que muchos verán como una verdadera característica a destacar, es que este cable permitirá que dos dispositivos sean conectados con un cable USB-C, y uno pueda recargar la batería del otro. Esto es especialmente útil cuando llevamos un tablet, con una batería de mucha más capacidad, no lo hemos utilizado casi, pero nuestro smartphone se está quedando sin batería.

Una mayor velocidad de transmisión de datos

Como es obvio, un nuevo cable iba a conllevar una mayor velocidad para transmitir. Eso significa que podremos conectar nuestro smartphone por cable al ordenador para transferir los datos del mismo, como fotografías o vídeos, mucho más rápido, alcanzando unos 10 Gbps en algunos casos como máximo, y casi doblando así al USB 3.0, que a su vez era más rápido que el USB 2.0 que muchos utilizan todavía con normalidad. Pero claro, quizás pienses que para ti no es relevante eso de transmitir datos porque casi nunca pasas los vídeos o las fotos al ordenador, y cuando lo haces no tardas tanto. Sin embargo, esto tiene muchas otras aplicaciones.

Cables

Una salida de vídeo

Aunque ya hemos visto que algunos smartphones con Android utilizan la toma microUSB como salida de vídeo, lo cierto es que el USB-C ya fue diseñado con el objetivo de que este sirviera como una salida de vídeo. Así, podemos utilizarlo como una toma VGA clásica, una salida HDMI, o incluso una toma DisplayPort. Así, podremos conseguir incluso dar imagen a una pantalla 5K desde un smartphone.  Todavía está por ver cómo funcionará esto último, pero lo que está claro es que el cable USB-C nos aporta una versatilidad mucho mayor que la que hasta el momento teníamos, y elimina limitaciones. Con un solo puerto nuestros smartphones tendrán muchas más capacidades que antes.

No compatibles con USB tradicional

Quizás una de sus novedades negativas tiene que ver con el hecho de que este nuevo cable o conector no será compatible con los que hasta ahora podríamos denominar como USB tradicionales. No podremos utilizar un microUSB para conectarlo a un puerto USB-C, como es obvio. Sin embargo, también era algo de esperar, y más al tener en cuenta que algunas de las características que llegan incluyen modificaciones físicas muy relevantes. Sea como sea, en algún momento se iba a tener que realizar este salto generacional, y parece que ha coincidido en un momento en el que las diferentes compañías han querido decidir elegir este estándar como lo mejor para ellos. En cualquier caso, será posible utilizar un adaptador, que al final todos acabaremos teniendo para poder compatibilizar todo lo que tenemos. No son muchos los dispositivos que incluyen ya este conector. El Nokia N1, el nuevo tablet de la compañía finlandesa, ha sido uno de los primeros, junto a los Apple MacBook y Chromebook Pixel 2. Pero seguro que van a comenzar a llegar muchos más en muy poco tiempo. Se habla del próximo Nexus de Google como uno de ellos, aunque es probable que incluso este año hablamos de muchos más que uno solo.


Continúa leyendo

Comentarios

Sin comentarios