El HTC One M8s es el smartphone más sensato del mercado

Escrito por Emmanuel Jiménez

Sensatez. ¿De verdad se puede hablar de ese término en algo relacionado con los smartphones? Pues sí. Sensatez para un mundo en el que los dispositivos cuestan lo mismo o más que otros que pueden hacer más cosas. Y mencionamos esta curiosa y valiosa palabra al hablar del HTC One M8s, el teléfono que ha sido presentado hoy mismo.

Una reedición del buque insignia

Aunque HTC no deja de lanzar smartphones últimamente, y están muy centrados en lo que va a llegar este año, lo cierto es que la compañía ha decidido utilizar su anteriores buque insignia, el HTC One M8 del año pasado, para lanzar un nuevo smartphone, parecido, pero con mejores características, el HTC One M8s. No es una edición de menor nivel, sino todo lo contrario, una que mejora ligeramente algunos de los aspectos del anterior para convertirlo en un teléfono inteligente que hoy en día es más equilibrado. Nos encontramos con algunas características muy propias del HTC One M8, como su cámara dual, aunque esta pasa a ser de 13 megapíxeles con una lente de 28 milímetros. El procesador también es diferente, pasando a ser un Qualcomm Snapdragon 615, de nueva generación, ocho núcleos, y 64 bits. Son núcleos Cortex-A53, con un ahorro de energía considerable. Además de esto, nos encontramos con 2 GB de memoria RAM, y una única versión de 16 GB. Su batería es ligeramente mayor, de 2.840 mAh, y con el mismo diseño, el aluminio y la pantalla de cinco pulgadas Full HD.

HTC One M8

¿Por qué es un smartphone de pura sensatez?

Hoy en día se lanzan smartphones que ya se van a los 700, 800 y hasta 900 euros. Estos teléfonos inteligentes no los compramos para cinco años, sino para menos tiempo. Hablar de dos años de vida para un smartphone es hablar de una vida bastante larga. Y en muchas ocasiones, pagamos características cuyo potencial nosotros no vamos a poder aprovechar, es por eso que hablamos de smartphones “insensatos”. Aunque nosotros, como es obvio, estamos encantados con los nuevos buques insignia, y nos gustan más que a nadie, no podemos evitar ver en esta nueva tendencia de los fabricantes algo positivo. Lanzan teléfonos inteligentes con componentes parecidos a los de los anteriores smartphones, mismo diseño, y ligeras mejoras, manteniendo el precio (el HTC One M8s llega al mercado europeo con un precio muy parecido al de venta del HTC One M8 en este momento). Ahorran en producción, no se gasta tanto dinero de manera innecesaria. Quizás mi razonamiento sea equivocado y algo corto de miras, pero me resulta imposible evitar la sensación de pensar que me parece más sensato aprovechar el trabajo de años en lugar de pasar a nuevos diseños y componentes cuyo provecho todavía no sabemos extraer.