Google parece totalmente decidida a terminar con el “roaming”

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

El “roaming” es un quebradero de cabeza para los usuarios cuando viajan al extranjero, ya que generalmente se aplican unas tarifas más elevadas a las habituales que existen en su propio país. Pues bien, Google parece que tiene la intención de acabar con esto y, por lo tanto, estaría preparando una red global.

Como es habitual en un primer momento las novedades se podrán disfrutar en EEUU, pero la idea parece ser que con el paso del tiempo esto pueda incluso llegar a otras regiones. El caso es que Google está en conversaciones con la operadora Three (propiedad de Hutchison Whampoa) para conseguir que los usuarios que utilice el servicio resultante no tengan que pagar más por el uso de Internet y sus llamadas en el extranjero.

Google Logo

Lo cierto que la intención de Google respecto a lanzar una nueva ramificación de su compañía en forma de operadora se conoce desde el mes pasado, pero no se tenían mucha información al respecto. Y, por lo que parece, la forma de actuar de la compañía de Mountain View sería la de utilizar la infraestructura ya existente de otra empresa mediante acuerdos puntuales (ya sea en su país natal como en otros ligares). Es decir, convertirse en una operadora virtual. Un ejemplo de lo que decimos es que también habría iniciado conversaciones con T-Mobile a este respecto.

¿Revolucionaría el mercado?

Pues al menos en la intención sí, eso es evidente ya que no son muchas las operadoras que tengan la intención de realizar este movimiento a corto plazo. Y, por lo tanto, habrá que ver si le es posible a Google conseguir acuerdos adecuados con las diferentes compañías con las que negocia -o negociará- para que los precios de sus servicios sean competitivos. Esta es la gran duda, pero es evidente que el potencial mercado sería muy grande.

VoIP-llamadas-gratis

El caso es que este movimiento puede acelerar algo que los usuarios llevan tiempo demandando: el acabar con el “roaming”, y que obliga a estos a recurrir a utilizar tarjetas de los países en los que se está para poder obtener unos precios adecuados en las llamadas (además, esto podría acabar con la siempre incesante búsqueda de WiFi gratuitas cuando se viaja al extranjero). ¿Conseguirá Google dar la vuelta a la situación actual?

Fuente: The Telegraph