Las baterías de aluminio podrían ser el futuro: flexible, resistente y fina

Escrito por
Accesorios

Por mucho que se avanza en el mundo de los smartphones, las baterías no parecen mejorar demasiado, y seguimos viendo que las únicas mejoras en autonomía llegan de las baterías más grandes, pero no de unas baterías mejores. Todo podría cambiar si el equipo de científicos de la Universidad de Stanford está en lo cierto con respecto a las baterías de aluminio, que son más finas, flexibles, y más resistentes que las batería de litio.

Descubiertas por casualidad

Como ha ocurrido con muchos de los grandes descubrimientos de la ciencia, estas baterías de aluminio han sido descubiertas por casualidad. El equipo de científicos de Stanford que estaba trabajando en este proyecto, andaba detrás de una batería que tuviera una vida útil mucho más larga. Ya sabéis que al cabo de unos dos años las baterías de nuestros smartphones ya no valen para nada. Pues precisamente con eso querían acabar. Y realizando pruebas utilizando el grafito como cátodo descubrieron que el aluminio podría ser el complemento perfecto, y un gran sustituto para el litio.

Bateria Stanford

Más finas, resistentes y flexibles

Estas nuevas baterías tendrían varias ventajas. Además de la una vida útil mucho mayor, que sería capaz de aguantar hasta 7,5 veces más que las baterías de litio actuales sin perder su eficiencia, estaríamos hablando de unas baterías más finas, tanto que podrían incluso ser flexibles. Todo esto sin olvidarnos de un detalle, y es que estas baterías no arden cuando son sometidas a temperaturas extremas. Incluso afirman que pueden perforarse y que las baterías seguirán funcionando durante un tiempo, sin llegar a arder o explotar, algo que resulta realmente bueno teniendo en cuenta los diferentes casos de smartphones que han ardido o explotado en los últimos tiempos. Por otro lado, se recargan realmente rápido. La unidad que veis en la fotografía no tarda mucho más de un minuto en cargarse completamente. Todo ello sin olvidarnos de que son baratas. Todos los materiales que se necesitan para fabricarlas se pueden conseguir por solo unos pocos euros en cantidades de un kilogramo.

Por supuesto, también hay un inconveniente con estas baterías, y es que actualmente el voltaje que llegan a dar es de 2 V, siendo el estándar de las baterías de litio los 5 V. Todavía hay margen de mejora, por lo que se seguirá trabajando en las batería de aluminio, aunque no somos ni capaces de esperar a que llegue una notable mejora al mundo de las baterías, estancado casi desde hace una década.

Más información – Phys